Piden en salud atención única

165

El exsecretario de Salud, Julio Frenk, considera que el Seguro Popular debe evolucionar y fortalecerse.

 

 

 

 

NATALIA VITELA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Seguro Popular debe evolucionar, fortalecerse y volverse un servicio universal, que sea un asegurador único para todo mundo y que se compatibilicen los beneficios, consideró Julio Frenk, exsecretario de Salud.

 

El primer paso, detalló el creador de la institución, fue extender el aseguramiento sin importar la condición laboral de las personas, ahora se debe transformar en un pagador único de los servicios de salud con financiamiento principalmente público.

 

“Se mantiene que el IMSS tenga sus clínicas, que el ISSSTE tenga sus clínicas, que los servicios de salud estatales tengan sus clínicas; todos regulados y certificados por la Secretaría federal de Salud, pero entonces las personas pueden ir a la clínica y hospital que quieran y esa clínica recibe el pago según el número de gente que atiende”, indicó el actual rector de la Universidad de Miami.

 

“El dinero sigue a la gente. Se trata de un esquema que opera en la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Ese es un consenso internacional de que ese es el mejor modelo. Ahí habría un claro camino para que la nueva administración diera un paso histórico en mejorar el Seguro Popular, sin desmantelar un mecanismo financiero que ha llevado tantos recursos adicionales para la salud”.

 

De acuerdo con Frenk, gracias al Seguro Popular se registraron los mayores incrementos en inversión pública en materia de salud en la historia y se creó un fondo especial de protección contra de gastos catastróficos.

 

“Fue creciendo porque la ley estableció que, por cada persona que se afilie al Seguro Popular, el Gobierno tiene que poner dinero para salud. Le creó en ley una obligación fiscal al Estado mexicano, similar a la que tiene para el IMSS e ISSSTE”, explicó.

 

Si la administración de Andrés Manuel López Obrador planteara desmantelar este instrumento se perdería una estrategia que ha sido muy eficaz para dar certidumbre jurídica al presupuesto para la salud, pues implicaría volver a antiguas prácticas donde los recursos eran negociados con criterios políticos.

 

El pasado 30 de septiembre, López Obrador -cuando era mandatario electo- señaló que ya no habría Seguro Popular por no ser  “ni seguro ni popular”, sin embargo, la semana pasada la Secretaría de Salud anunció para éste un incremento a su financiamiento en especie, aunque no detalló montos.

 

Angélica Cisneros, titular de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, precisó que será transformado en un Sistema Único de Salud para el Bienestar.

 

“Antes no había dinero para la salud y por supuesto que nadie se lo robaba porque no había dinero qué robarse. Ahora sí hay dinero y la solución a la corrupción no es quitarle dinero a la salud; sino combatir frontalmente la corrupción”, subrayó Frenk.