Prevención a consumo, antes que prohibición

181

El enfoque para combatir el consumo de drogas va a cambiar en Solidaridad.

 

 

 

 

SOLIDARIDAD, Q. ROO.- En el municipio de Solidaridad la campaña contra el consumo de drogas no estará centrada en la prohibición, sino en la prevención. Es un cambio de enfoque. El consumo de sustancias ilícitas será tratado como un problema de salud pública, ya no solo de crimen organizado.

 

Además, se hará acompañar de las políticas de bienestar impulsadas por el gobierno federal, orientadas a ofrecer a la juventud oportunidades de estudio y trabajo, indicó la presidenta municipal Laura Beristain.

 

La alcaldesa destacó que la propuesta de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es atacar las causas: lo que se busca es recomponer el tejido social en lugar de criminalizar a quienes consumen drogas.

 

“Voy a echar a andar toda una gran campaña dirigida a los jóvenes para evitar el consumo de drogas, como nunca”, señaló López Obrador la semana pasada durante una de sus conferencias matutinas.

 

En su demarcación, Beristain tiene proyectada la construcción de una clínica de internamiento contra las adicciones en alianza con los Centros de Integración Juvenil, que servirá para atender la salud de quienes sufren de una adicción.

 

La Unidad de Hospitalización de Playa del Carmen tendrá un costo de 35 millones de pesos y tendrá un enfoque integral: los pacientes recibirán no solo atención médica, sino también psicológica y orientación familiar a lo largo de todo el tratamiento.

 

“Hace dos semanas anunciamos junto con la directora nacional de los Centros de Integración Juvenil y la diputada local Leslie Hendricks Rubio, la creación de una Unidad de Hospitalización para apoyar a las personas que tienen problemas con el consumo de drogas y vivan libres de adicciones”, apuntó.

 

Cabe destacar que la clínica de atención propuesta por la administración de Beristain llega en un momento en el que el consumo de drogas se ha ido expandiendo en Playa del Carmen.

 

En julio del año pasado, los Centros de Integración Juvenil informaron que sustancias como el crack y la cocaína se estaban consumiendo cada vez más, mientras que la edad en la que los jóvenes las compran iba hacia abajo. Ya existen casos de adicción en los que el consumo de drogas inició a partir de los 10 años, mientras que en 2018 el rango era de 12.