Sanas y salvas las ‘Amigas’ en México

319
HOLLYWOOD, CA - APRIL 20: Actress Jennifer Aniston and director Courteney Cox attend the Los Angeles Special Screening of "Just Before I Go" at ArcLight Hollywood on April 20, 2015 in Hollywood, California. (Photo by Angela Weiss/Getty Images for Darin Pfeiffer Consulting)

Jennifer Aniston y Courteney Cox, quienes se convirtieran en mejores amigas desde Friends, viajaron a playas mexicanas.

 

 

 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

CANCÚN, Q. ROO.- Porque muchos de los mejores viajes empiezan con algunos contratiempos, ¿a poco no? Ya nos lo adelantaban las películas de Mi pobre angelito y Mi pobre angelito 2: perdido en Nueva York (Home Alone, 1990 y Home Alone 2: Lost in New York, 1992) después de que se quedan dormidos, corren para alcanzar los vuelos, las cosas se complican, no salen del hotel en donde se hospedan y un largo etcétera.

Y aunque la querida Jennifer Aniston no tiene tantas anécdotas que contar –esperemos– parece ser que uno de sus más grandes miedos volvió a repetirse, ya que varias veces ha comentado que le aterra volar. De hecho, en alguna ocasión platicó que su fobia se debe a que tuvo que soportar lo peor de una tormenta eléctrica en un vuelo de Toronto a Nueva York, “… debía durar sólo una hora y se extendió a dos. Yo de pronto veía un campo y solo pensaba: tenemos que aterrizar”.

 

Este fin de semana le volvió a pasar algo parecido junto con Courteney Cox (quien interpretara el papel de Mónica en la famosa serie televisiva Friends), con la actriz Amanda Anka y la guionista Molly Kimmel, entre otras amigas, que viajaban rumbo a Cabo San Lucas, en Baja California Sur, México.

 

Todas las amigas iban en el jet privado de Aniston desde Los Ángeles, pero parece ser que al despegar, la aeronave perdió un neumático. El avión continuó su travesía con normalidad, pero al llegar al destino, se decidió que la opción más segura era regresar a Estados Unidos y realizar un aterrizaje de emergencia en la localidad de Ontario, California para cambiar de avión.

 

De acuerdo con la Agencia Federal de Aviación del país del norte (FAA, por sus siglas en inglés), antes de aterrizar, el avión tuvo que dar vueltas en círculo durante casi tres horas para consumir lo más posible de combustible y evitar algún incidente. Por motivos de seguridad, después de que el avión aterrizara, las actrices tuvieron que quedarse arriba de la aeronave dos horas más.

 

Cuando transcurrió el tiempo, las amigas cambiaron a un jet privado más grande y siguieron con los planes para llegar a uno de los paraísos de nuestro país, donde seguramente se la pasarán increíblemente. Este viaje es parte de las fiestas que Jen ha organizado para celebrar sus 50 años, ¡así que bienvenidas a México!