Asedia Gobierno a titular de la CRE

224

Van por cabeza de Comisionado.

 

 

CLAUDIA GUERRERO

El Gobierno federal inició investigaciones en contra del Presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, por presunto conflicto de interés y también por presunta defraudación fiscal y lavado de dinero.

La titular de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, la de Energía Rocío Nahle y el responsable de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, Santiago Nieto, participaron en una inusual conferencia de prensa donde presentaron presuntas pruebas de que el presidente de la CRE y algunos de sus familiares han defraudado y enviado dinero a paraísos fiscales producto de negocios de empresas vinculadas al sector energético.

“Si se verifica y se prueba, muy probablemente pudiera salir del cargo”, advirtió Sandoval en la conferencia en Palacio Nacional, adelantándose a una eventual sentencia, cuando la investigación apenas está en proceso.

En paralelo, la Administración del Presidente López Obrador prepara denuncias ante la Procuraduría Fiscal de la Federación, se informó oficialmente.

Sandoval, aseguró que García Alcocer, ya en ejercicio de su encargo como titular de la CRE, ocultó la autorización de un permiso para transporte de gas a la empresa Femarca, con la que reconoció tener un conflicto de interés, pues es una filial de la compañía Santa Fe Gas Natural, dirigida por Santiago García Castellanos, primo hermano de su esposa.

La Unidad de Ética, Integridad Pública y Prevención de Conflictos de la SFP inició por este hecho una investigación de oficio, dijo.

Santiago Nieto presentó una relatoría de indagatorias en el entorno familiar del presidente de la CRE y reveló que su cuñado Mario Barreiro trabaja para la filial en México de una empresa de Dinamarca y como representante legal de tres empresas ligadas al sector energético.

Nieto detalló que una de estas empresas realizó transferencias internacionales por 47 millones de pesos y 148 millones de dólares, pero presentó “bajos reportes” ante el Sistema de Declaración Tributaria (SAT), por lo que ya se prepara una denuncia.

Además, Barreiro realizó 2 vuelos a Guatemala y 9 a El Salvador lo que, dijo Nieto, es una práctica común para quienes realizan depósitos para blanquear recursos