Improvisan casco de oxígeno con garrafón

9

“La niña nació respirando bien y llorando bien y seguramente fue la baja temperatura ambiental que sacudió su salud por tan repentino cambio”.

 

 

POR: Óscar Uscanga / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 19-Feb-2019 .-Un garrafón fue utilizado el pasado 11 de febrero como casco de oxígeno para atender a una recién nacida en el Hospital Comunitario de Magdalena, en la región norte de Sonora.

Ante la falta de equipo, los médicos decidieron cortar el recipiente a la mitad, conectarle un tubo de oxígeno y ponerle encima una cinta con la leyenda “casco”, según una fotografía que circuló en la denuncia ciudadana de Noemí Hernández.

En redes, la abuela de la menor acusó que los trabajadores del nosocomio le negaron a su nuera la atención para labores de parto, pese a la insistencia de que la bebé estaba a punto de nacer.

“Mi hijo le pidió a la mencionada señora que por favor hiciera algo porque su bebé estaba por nacer, pero de nuevo fue rechazado con toda la frialdad el mundo y le dijo que no era su problema, que no había cupo ni camas. Mi hijo les pidió que aunque sea la revisaran, pero también se negaron”, relató.

Describió que, tras el rechazo, la niña nació dentro de un automóvil, con condiciones de frío y viento, cuestión que hizo a los padres regresar al hospital para exigir nuevamente la atención.

“La niña iba con tan baja temperatura que tuvieron que meterla a la incubadora, desarrollando un cuadro como de neumonía y con un quejido y flemas que según los médicos podía ser agua en sus pulmones”, narróla abuela con fotos del objeto improvisado.

“La niña nació respirando bien y llorando bien y seguramente fue la baja temperatura ambiental que sacudió su salud por tan repentino cambio”.

La Secretaría de Salud justificó el hecho por la saturación de la unidad y por el exceso de los servicios que se estaban brindando la semana pasada.

“Gracias a las maniobras que realizó el personal médico y de enfermería, la menor se encuentra en su casa y con sus padres, ya que los equipos con los que se cuentan en la unidad de salud estaban en uso en ese momento”, se explicó en un comunicado.

“Las autoridades del hospital comunitario piden disculpas a los padres de la menor y sus familiares por lo sucedido”.

Tanto la recién nacida, como su madre, fueron dadas de alta desde el pasado jueves 14 de febrero, y ambas cuentan con buen estado de salud, según el reporte médico.

Tras la denuncia ciudadana, la Gobernadora Claudia Pavlovich exigió, entre otras cuestiones, la separación del cargo a la directora de este hospital.

“Que se agilicen las gestiones ante el Gobierno federal para que concluya el equipamiento del nuevo Hospital de Magdalena, ya que URGE inicie operaciones para garantizar los servicios de salud dignos”, escribió vía redes.

Asimismo, pidió que se inicie una revisión de todos los equipos con los que cuentan las unidades médicas de su entidad.