Afronta Sanders retos muy distintos a 2016

421

La situación, sin embargo, es muy distinta a la de 2016…

 

REFORMA / STAFF

WASHINGTON.- Bernie Sanders vuelve a la carrera por la Presidencia rumbo a 2020.

La situación, sin embargo, es muy distinta a la de 2016, cuando Hillary Clinton era su única adversaria progresista dentro del Partido Demócrata.

Impulsor de políticas como la atención médica universal y la educación universitaria gratuita, el senador independiente por Vermont ayudó a sentar las bases para el giro a la izquierda que ha dominado la política demócrata en la era Trump, de acuerdo con The New York Times.

“Nuestra campaña no es sólo sobre derrotar a Donald Trump”, advirtió Sanders, de 77 años, en un correo electrónico a sus simpatizantes a primera hora del día.

“Nuestra campaña es sobre transformar el país y crear un Gobierno basado en los principios de justicia económica, social, racial y medioambiental”.

Esta vez, entra a la carrera en un momento electoral muy diferente. Gran parte de su agenda populista ha sido adoptada por otros demócratas, por lo que el reto que afronta es si podrá capturar de nuevo esa energía que sacudió a la izquierda del partido en 2016, o si contribuirá a neutralizarla al repartírsela con otros candidatos del mismo sector, como sus otrora aliadas Elizabeth Warren o Tulsi Gabbard.

Sin embargo, Sanders se encamina a ser un formidable aspirante a la nominación demócrata.

Las encuestas lo colocan sólo detrás de Kamala Harris, senadora por California. Hace tres años, perdió frente a Hillary. Pero se quedó cerca con más de 13 millones de votos.

Y demostró al partido que se podía tener éxito con programas alejados del centrismo encarnado por Bill Clinton o Barack Obama.