Debe turismo ser política de Estado

184

La iniciativa presentada por la senadora por Quintana Roo, Mayuli Martínez Simón, busca convertir al turismo y el acceso a la banda ancha e Internet en áreas prioritarias para el desarrollo nacional.

 

 

 

ARIEL NOYOLA

CANCÚN, Q. ROO.- Convertir al turismo y el acceso a la banda ancha e Internet en áreas prioritarias para el desarrollo nacional, son los objetivos de la iniciativa de ley presentada por la senadora por Quintana Roo, Mayuli Latifa Martínez Simón, que se propone reformar los artículos 6º, 28, 73 y 74 de la Constitución.

 

La senadora del Partido Acción Nacional (PAN) comenta a este diario que si bien México es una potencia global en el ramo turístico –ocupa la sexta posición en la clasificación (‘ranking’) mundial con 39.3 millones de turistas extranjeros en 2017, sólo después de Francia, España, Estados Unidos, China e Italia, de acuerdo con el Panorama OMT del Turismo Internacional 2017–, esta actividad no ha logrado convertirse en una política de Estado, es decir, una política en la que el gobierno mexicano adopte una perspectiva estratégica, estableciendo objetivos de largo plazo.

 

En este sentido, la senadora propone, por un lado, que el turismo sea considerado como área prioritaria en el marco constitucional, que se elaboren leyes desde esa perspectiva y se creen instituciones que consoliden esta nueva visión.

 

Y por otro lado, que la relevancia que el turismo tiene para la economía nacional –genera 10 millones de empleos directos e indirectos y representa un 77 por ciento de las exportaciones de servicios– se vea reflejada en el Presupuesto de Egresos de la Federación, pues aunque constituye un sector que genera muchas ganancias, sostiene, el Estado mexicano no invierte lo suficiente.

 

En su iniciativa de ley Martínez Simón propone que haya una reorientación de los recursos de la Federación hacia el sector; que año con año, la asignación de recursos en infraestructura e inversión turística aumenten de manera progresiva, con asignaciones iguales o superiores a las del año anterior.

 

A diferencia de otras actividades de la economía mexicana, señala, el turismo se ha mantenido con un crecimiento constante desde la década de 1970. De esta forma, mientras otros sectores de la economía se han desplomado en tiempos de “vacas flacas”, la industria turística ha seguido creciendo.

 

En la última década el turismo ha representado un 8.4 por ciento de la economía nacional; y hoy es una de las principales fuentes de captación de divisas: de enero a noviembre de 2018 estas ascendieron a 20 mil 52 millones de dólares, un incremento de un 5.1 por ciento en comparación con el año anterior, de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo.

 

No sólo el turismo debe ser el eje de desarrollo, sino también las telecomunicaciones, explica la legisladora. “Hay que cambiar de paradigma, hay que dejar de estar centrados en el petróleo y pensar en tres pilares para el desarrollo nacional: el petróleo, el turismo y las tecnologías de la información”.

 

El otro aspecto de la iniciativa de ley presentada ante el pleno del Senado de la República consiste en garantizar el acceso a la banda ancha e Internet, gratuito, público, eficiente y asequible. Incluso hay tratados internacionales que lo contemplan como un derecho humano y que el propio gobierno mexicano ha firmado, recuerda.

 

En México, sin embargo, el análisis geográfico revela que el uso de Internet es un fenómeno urbano: es en las ciudades y no en las zonas rurales donde se tiene un mayor acceso a este servicio.

 

En su propuesta, Martínez Simón plantea el lanzamiento de un Plan Nacional de Cobertura, a cargo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), apoyado en la infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la empresa productiva del Estado en materia de producción, transmisión y distribución de energía eléctrica.

 

Cuestionada sobre cómo desplegar infraestructura en todo el territorio nacional para garantizar el acceso a la banda ancha e Internet, y si hay recursos suficientes para ello, puntualiza que es un proyecto en proceso, bajo análisis y que, por lo menos en el corto plazo, será complejo garantizar el servicio en todos los rincones del país. “Queremos apoyarnos en la conectividad de la CFE para tratar de tener una cobertura nacional; llegar al mayor número de lugares”.

 

“Hoy la globalización se desarrolla a través de la conectividad a través de Internet y México no se puede quedar atrás, tenemos que entrar a las nuevas reglas del juego”, concluye.