Acusan a Pech por manipular a Morena

240

El senador José Luis Pech buscaría la gubernatura de Quintana Roo en cuatro años, por lo que “mueve sus hilos para meter a sus allegados a las diputaciones locales”, acusa el diputado Juan Ortiz Vallejo.

 

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- La creciente inclusión de ex militantes de otros institutos políticos en Morena está haciendo daño al partido, que podría llenar sus filas de personas con intereses oscuros y ajenos.

 

Al respecto, el senador José Luis Pech Várguez es quien está alentando la desbandada de priistas, panistas y perredistas hacia las filas de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), acusó el diputado independiente Juan Ortiz Vallejo.

 

“(Se trata de) Gente que sin escrúpulos viene a tomar parte y secuestrar al partido de Morena, y a los verdaderos morenistas dejarlos a un lado”, recalcó el diputado emanado de las filas del partido.

 

Pese a que representantes de Morena en la entidad han declarado que el partido es incluyente, sólo quienes tengan un trabajo realizado al interior del partido tendrán la posibilidad de continuar en este instituto político, los demás serán descartados, apuntó.

 

Ortiz Vallejo aseguró que Pech Várguez actúa en su interés personal para tratar de colocarse en posición de contender por la gubernatura de Quintana Roo en cuatro años, por lo que “mueve sus hilos para meter a sus allegados a las diputaciones locales”.

 

“Casi se siente gobernador, pero no lo voy a permitir; los verdaderos morenistas no lo vamos a permitir, puro priista que anduvieron (sic) de partido en partido quieren ingresar a Morena”, advirtió.

 

Dijo que la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Chetumal, programada para este domingo, debe ser aprovechada poner orden en el Ayuntamiento de Othón P. Blanco, donde la ausencia del presidente municipal Hernán Pastrana por enfermedad repercute al interior de la comuna.

 

“Tenemos un municipio que nuestros regidores no han trabajado como debe de ser, tenemos el problema de la basura por ejemplo, pero lo más triste es que entre ellos mismos se están peleando y rasguñando”, reconoció.

 

Desde que se supo que el presidente vendría a la capital del estado, corrieron voces que aseguran que habrá un fuerte jalón de orejas al interior del partido, aunque sus actuales dirigentes han descartado que ello ocurra.

 

El descontento entre los militantes de Morena ha ido incrementándose al paso de las semanas; incluso, en la reciente apertura de inscripciones para contender por las candidaturas del partido a una diputación, muchos se quejaron que estas fueron acaparadas por ex integrantes de otros partidos y ex funcionarios de administraciones pasadas con dudoso historial.

 

La visita del mandatario, quien estará en la capital del estado el domingo, es para presentar dos programas sociales federales, aunque se prevé que trascienda más allá dado lo turbio que están las aguas en el partido con miras a la elección local de junio, en la que contenderá junto al Partido del Trabajo y el Partido Verde Ecologista de México.