Gracias mamá

248

La actriz oaxaqueña sabe que todo el éxito que ha obtenido tiene una sola responsable

 

POR: AGENCIA REFORMA / MARIO ABNER COLINA

 

Yalitza Aparicio, la mexicana sensación nominada al Óscar como Mejor Actriz (algo que sólo había logrado Salma Hayek), tiene muy claro quién es la mujer que más admira en el mundo.

 

Sin duda, responde en entrevista: “Mi mamá”.

 

Margarita ha sido el mejor ejemplo para ella. Y fue también un modelo para interpretar a Cleo, esa amorosa y esforzada empleada doméstica de una familia de clase media en la colonia Roma, de la Ciudad de México.

 

Porque su progenitora ha trabajado gran parte de su vida en los quehaceres de hogares ajenos y hay todo un universo en ella que la propia Yalitza desconoce.

 

“Es una mujer muy fuerte, que sacó adelante a toda la familia y nos ha enseñado a ser fuertes y luchar por nuestros sueños. Nunca nos dejó darnos por vencido a ninguno”.

 

“Al hacer esta película comprendí muchas cosas que ella vivía en su trabajo. Me decía: ‘tengo doble vida’. Y realmente era así. No hacía una diferencia entre los hijos de allá y nosotros sus hijos. Para ella todos somos su familia”, explica.

 

La inesperada rival de Olivia Colman, Glenn Close, Melissa McCarthy y Lady Gaga, nació hace 25 años en Tlaxiaco, en la mixteca oaxaqueña.

 

De raíces indígenas, miembro de una familia de cinco, humilde, sencilla y digna, Yalitza jamás imaginó convertirse en actriz. Sin embargo, en sus entrañas arde fuego artístico.

 

Desde pequeña formó parte de actividades culturales, de coros, grupos coreográficos escolares y hasta de recreaciones históricas.

 

La manera que había elegido para trascender en la vida, para tocar a las personas, fue cursando la Licenciatura de Educación Preescolar.

 

Pero a la joven, que trabajó vendiendo piñatas y en la recepción de un hotel para ayudarse en sus estudios, se le atravesó Alfonso Cuarón.

 

“Me emociona muchísimo todo lo que ha pasado con Roma. Da orgullo y va para México”, dice.

 

Sin experiencia actoral alguna, Yalitza cautivó al director en pruebas y en el rodaje, y luego al planeta con su natural interpretación de Cleo.

 

Los últimos meses, su existencia ha transcurrido en Venecia, Nueva York, Los Ángeles y Londres, entre entrevistas, premios y alfombras rojas.

 

También ha tenido que soportar críticas racistas de gente que cree que no merece estar allí, ya sea porque no tiene formación histriónica, ya sea porque sale del estereotipo de belleza del medio.

 

Ella, sin embargo, lo toma todo como un aprendizaje. Y está consciente que la fama es efímera.

 

“En algún momento esto va a terminar. Pero haber tenido esta experiencia ha sido increíble.

 

“Si se llegara a presentar la oportunidad de formar parte de otra película tan hermosa como esta, bienvenido. Es muy bonito llevar estos mensajes como actores”.

 

LAS RIVALES PARA EL ÓSCAR:

  • Glenn Close

La buena esposa

  • Lady Gaga

Nace una estrella

  • Olivia Colman

La favorita

  • Melissa McCarthy

¿Podrías perdonarme?