Adiós al rey del musical

222

Donen era considerado el último de los grandes realizadores de la época dorada de Hollywood.

 

 

POR: STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El cine musical está de luto. El director Stanley Donen falleció el pasado viernes a los 94 años de edad.

 

El realizador fue el encargado de crear icónicas piezas de la cinematografía estadounidense, como Cantando Bajo la Lluvia, Un Camino Para Dos y Funny Face.

 

La noticia la confirmó uno de sus hijos al periodista del Chicago Tribune, Michael Phillips.

 

Donen era considerado el último de los grandes realizadores de la época dorada de Hollywood.

 

“Stanley Donen era un amigo y un mentor. Su generosidad, al pasar muchos de sus fines de semana a finales de los 60 con estudiantes de cine como yo, contándonos historias, colocando lentes y dirigiendo actores, es algo que nunca olvidaré.

 

“Cuando visite Nueva York (donde radicaba) extrañaré no encontrármelo durante sus diarias caminatas y escucharlo hablar de la vida y del cine, que para él eran dos cosas inseparables”, dijo Steven Spielberg en un comunicado.

 

Stanley nació el 13 de abril de 1924 en Carolina del Sur. Alentado por su madre se mudó a Nueva York para hacer una carrera como bailarín y a los 17 años debutó en Broadway en los musicales Rodgers y Hart’s Pal Joey, bajo la dirección del reconocido George Abbott.

 

Fue ahí donde conoció a Gene Kelly, quien después se convertiría en su gran amigo, mentor y colaborador.

 

Precisamente, siguiendo a Kelly, el realizador se mudó a Los Ángeles donde primero trabajó como coreógrafo de películas como Cover Girl (1944) y Anchors Aweigh (1945).

 

Pero fue hasta 1949 que Donen debutó detrás de las cámaras con Un Día en Nueva York (On the Town) que codirigió con Kelly, y que se convirtió en un éxito entre la crítica y la taquilla. Tenía 25 años.

 

Pasaron tres años, un par de cintas, y la dupla volvió a colaborar creando así Cantando Bajo la Lluvia, considerada una de las joyas del cine mundial.

 

“Somos un buen equipo. Creo que nos complementamos muy bien el uno al otro”, dijo en su momento Kelly, aunque después su relación se fracturó.

 

Otros musicales que realizó fueron Siete Novias Para Siete Hermanos y Juego de Pijamas.

 

El director nunca fue nominado a un Óscar por alguno de los filmes que hizo, sin embargo, recibió un Óscar honorario en 1997.

 

Su cine fue conocido por su rápido ritmo, guiones ingeniosos y aspecto elegante, gracias a la fotografía, edición, vestuario y dirección de arte que manejaba.

 

Con el declive del género musical, Donen hizo comedias románticas y de suspenso en las que colaboró con grandes figuras como Cary Grant, Deborah Kerr y Audrey Hepburn.

De las 27 películas que dirigió, sólo 11 fueron musicales.

Su último trabajo en la pantalla grande fue Lío en Río (Blame It on Rio), en 1984, y en 1989 dirigió la cinta para televisión Cartas de Amor.

 

Se casó en cinco ocasiones, entre ellas con Jeanne Coyne, quien después se casaría también con Gene Kelly. Tuvo tres hijos y su actual pareja era la directora y guionista Elaine May.