El actual esquema de movilidad ya es obsoleto

248

Cancún se vuelve cada vez más improductivo debido a los congestionamientos y tiempo excesivo de traslado.

 

 

Por: Yvette Hesse

A veces da la impresión de que en Cancún ya es un exceso cuando de vehículos se trata. Demasiados autos, taxis, camiones y colectivos que están provocando un caos de grandes proporciones en las principales vías de circulación en el municipio de Benito Juárez. Vaya, el propio titular de la Dirección municipal de Transporte y Vialidad ha destacado que en los últimos 10 años el parque vehicular creció poco más del 83 por ciento, eso es una locura dado que la red vial por supuesto no se amplió en esa proporción, ni siquiera ha superado el 5 por ciento; es decir, un montón de vehículos están transitando por las mismas avenidas y calles de hace treinta años, sin nuevos puentes ni periféricos o viaductos… así ni cómo…

 

MÁS DE MIL COLECTIVOS CIRCULANDO

 

Pero quizá otro de los factores que detonaron el infame tráfico, fueron las concesiones estatales otorgadas a las camionetas TTE en el periodo del hoy prisionero ex gobernador Roberto Borge. De repente, en cualquier calle y avenida, los autobuses con al menos 40 asientos fueron desplazados a la mala por tres a cuatro combis que duplicaban sus rutas; no sólo inició una competencia desleal, sino aparentemente ilegal pues esas concesiones estatales no debían circular en calles municipales… pero lo hicieron y lo han hecho… con el inconveniente, además, de que esos vehículos extras compiten entre sí por ganar pasaje, conduciendo de una manera brutal.

Muchos ciudadanos nos hemos preguntado cómo es que no se termina de controlar y poner en cintura a los más de mil colectivos circulando…

 

60 POR CIENTO DE VEHÍCULOS SON PARTICULARES

No hay demasiadas cifras oficiales actualizadas sobre cuántos vehículos circulan. El dato más reciente que encontré es del Anuario Estadístico y Geográfico de Quintana Roo 2015: para ese año había mil 823 unidades de transporte público en circulación; así también, había mil 520 unidades de carga, de las cuales el 57 por ciento eran unidades motrices, el 41 por ciento unidades de arrastre y el resto grúas industriales.

 

El parque vehicular registrado fue de 587 mil 888 automóviles. Tan sólo en el municipio de Benito Juárez 280 mil 897 vehículos se encontraban en circulación. De este total hay un dato que también explica la desproporción en cuanto a cómo nos transportamos: casi el 60 por ciento son automóviles para uso oficial, público o particular, y el resto motocicletas, camiones y camionetas de carga y camiones de pasajeros (sólo un 23.4 por ciento).

 

Aunque los datos sean de hace cuatro años, estos números explican un poco el congestionamiento vial… y hay que tomar en cuenta cuántos más vehículos se sumaron en estos años…

 

CONSEJO CIUDADANO DEL IMQROO

 

Cuando salió la convocatoria para integrarse a los Consejos Ciudadanos, me inscribí en dos: en la Secretaría de Desarrollo Económico (donde por cierto supongo no hubo lugar, pues no recibí la confirmación) y en el Instituto de Movilidad (donde sí la recibí y ya me integré). Así las cosas, les comentaré las impresiones sobre la junta presidida por el titular del Imqroo a la que recién asistí; aunque antes, me parece necesario contextualizar: la Ley de Movilidad Pública entró en vigor apenas en septiembre pasado y en octubre tomó el cargo el titular del nuevo Instituto, que es un organismo público descentralizado.

 

¿QUÉ HACE EL INSTITUTO DE MOVILIDAD DE QUINTANA ROO?

 

Tiene varias responsabilidades, pero digamos que para sintetizar, se trata de poner orden en la movilidad del estado, desde emitir tarifas del servicio público de transporte; crear, redistribuir, modificar y adecuar las vialidades; promover la construcción de vías peatonales accesibles a personas con discapacidad y vías ciclistas; en fin, se trata de abonar a tener un mejor escenario en materia de movilidad y establecer candados jurídicos para evitar prácticas ilegales que al final, nos ponen en riesgo tanto a los usuarios del trasporte colectivo, como a conductores y peatones.

 

Y bueno, respecto al Consejo Ciudadano, a la veintena de asistentes los percibo ansiosos por aportar, por contribuir, por ayudar y eso es una tremenda ganancia. Al director (a quien no conocía), el contador público Jorge Pérez Pérez, lo sentí un poco saturado de trabajo con todo lo que tiene que hacer y con las fuertes limitaciones a las que se enfrenta; me explico.

 

IMQROO: NECESITA FIRMEZA PARA CONTROLAR LO IRREGULAR

 

Resulta que la XV Legislatura aprueba la Ley de Movilidad y no sé si por hacerlo al aventón, pero hay varios articulados que han tenido que ir siendo modificados. O sea, ya en la operación del Instituto se dan cuenta que faltaba algo muy importante y ¡zas!, hay que solicitar la reforma de la Ley… lo que atrasa los trabajos y la operatividad, pues eso tampoco se hace en un ratito…

 

Y hay un aspecto que me pareció medio escabroso: el organismo inicia operaciones con limitaciones económicas y digo, su responsabilidad es tan amplia que se debió prever este importantísimo aspecto, pues ello estanca o paraliza muchas acciones prioritarias.

 

Ya les iré comentando los avances, pues es un aspecto que a todos nos afecta… Sin duda alguna, a Cancún le urge control y orden en sus vialidades y alternativas de movilidad. ¿Podrá el Instituto de Movilidad de Quintana Roo concretar acciones eficaces en el corto plazo?

 

*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q. Roo, revista de negocios y política.