Picnic en Sendero Verde

295

Parte de las estrategias del “sendero verde” es concientizar a la población sobre temas ecológicos.

 

 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

TULUM, Q. ROO.- No cabe duda que para que un proyecto cultural pueda realizarse, lo más importante es la participación ciudadana. Desde hace algunos meses, habitantes del fraccionamiento de Villas Tulum trabajan con el gobierno municipal para establecer un “sendero verde” en Chemuyil y Sagitario, que sólo es utilizada por peatones.

 

Ayer se realizó un evento familiar y cultural que consistió en realizar un picnic masivo en el que decenas de familias y amigos asistieron.

 

Asimismo, durante la tarde las personas que quisieron, participaron en diversos juegos de mesa que permitieron conocerse entre ellos y, lo más importante, convivir y divertirse un día completo.

 

Como parte de las estrategias para concientizar a la población sobre diversos temas ecológicos, también se llevaron a cabo variadas pláticas.

 

“Como es arriba, es abajo”, fue una de las conferencias, en la que se explicó a los asistentes toda la basura orgánica e inorgánica que llega a los mares y de qué manera se puede ayudar a contrarrestar la contaminación de los océanos.

 

“Cenotes, manglares y lagunas de Tulum” fue otro de los diálogos para hacer conciencia de las bellezas naturales con las que cuenta esta entidad y cómo proteger el patrimonio que aún nos queda. Cada quien, desde el quehacer diario, puede poner constantemente “su granito de arena”.

 

Por otro lado, el tema “Tulum en bicicleta” se abordó para hacer partícipe a la población sobre el uso de este transporte en “El Sendero Verde Tulum”, ya sea como recreación o como ejercicio, siempre y cuando los usuarios respeten a los peatones.

 

Al finalizar el evento, también se proyectó una función de cine y se realizó un programa que incluía, para quienes quisieran, escuchar música “celestial” para encontrar ese contacto con la naturaleza y lo que nos rodea.

 

Durante el evento, las personas se organizaron para recoger basura, separarla y aprender qué debe hacerse con ella, tanto en el “El Sendero Verde Tulum” como en la casa de cada quien.

 

De hecho, en las últimas semanas se ha trabajado en este proyecto cultural colectivo para darle mantenimiento, y desde una perspectiva ecológica y divertida, las personas han aprendido no sólo a limpiar y pintar el lugar, sino a darle un giro al darse cuenta que con un poco de imaginación, pueden lograrse grandes cosas en favor de todos los habitantes.