El Parián

493

A cuatro décadas de El Parián, les quita el sueño no ser dueños

 

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Hace 40 años, el primer presidente municipal de Benito Juárez, Alfonso Alarcón Morales, cedió a un grupo de comerciantes la posesión de un terreno sobre el cual se alzó el mercado El Parián. Ahí se construyeron 46 locales con recursos económicos de los vendedores sin que sean dueños del terreno que ocupan pese a que forman parte de uno de los mercados más vivos de la Ciudad.

 

La operación comercial de la plaza comenzó en 1978. Desde entonces los vendedores han visto pasar candidatos a puestos de elección popular y políticos en turno, pero ninguno los ha volteado a ver ni han recibido ayuda. A más de cuatro décadas los comerciantes ocupan una tierra sin ser dueños legales, lo que les quita el sueño.

 

Todo comenzó como un apoyo municipal a los primeros pobladores para crear servicios que atendieran las demandas del crecimiento urbano, al menos que atendiera a los que trabajaban en la infraestructura local. No ha cambiado mucho pues siguen trabajando, de ahí que reclaman su derecho de antigüedad.

 

Locatarios comentan que es un desdén de las autoridades municipales ha impedido solucionar la propiedad jurídica de la tierra, pese a la existencia de un convenio mediante el cual se les entregó la tierra, ocupada entonces sólo por maleza y vegetación.

 

Los locatarios aseguran que han cumplido la parte que les correspondió, desde deshierbar el terreno, construir locales, formalizarse como asociación civil y pagar contribuciones locales y fiscales. Han hecho de El Parián, aseguran, un caso de éxito en Cancún.

 

María Luisa Piste Cauich, presidenta de la Mesa Directiva del Mercado, reconoció que el terreno les fue dado en donación en 1973, cuando el Ayuntamiento carecía de recursos para construir infraestructura. Desde entonces, asegura, hicieron más que alzar paredes y poner piso.

 

En su caso, por ejemplo, cuenta con una cocina económica en la que se unificaron los locales 8B, B6 y C4 para dar atención a clientes de las 6 horas a las 22 horas o más, si así lo demandan los clientes.

 

“Esta tierra es nuestro patrimonio familiar y nuestro único sustento económico. Los locatarios somos originarios de esta ciudad, somos gente trabajadora que lucha día a día por un bienestar familiar y que también contribuimos a la sociedad”, señala.

 

Recuerda que en 2012 los visitó el entonces candidato al Senado por Quintana Roo, Félix González Canto. Como otros políticos en campaña ofreció su apoyo: “El lugar es de ustedes, no se preocupen, ustedes son los dueños”, les dijo el también ex gobernador estatal.

 

Hace cuatro años, el entonces alcalde Remberto Estrada escuchó su petición de regularización la tierra que trabajan y los exhortó a que pagaran, por primera vez, impuesto predial. Así lo hicieron respecto a los cinco años anteriores.

 

En aquel momento, el valor catastral del predio se estableció en 7 millones 522 mil 782.47 pesos y como contribuyente quedó el Ayuntamiento Benito Juárez.

 

El pago del impuesto predial que pagó fue por 156 mil 913.81 pesos, mismo que cubrió entre 2011 y 2016. De acuerdo al detalle de los conceptos, fueron 102 mil pesos de rezago, más de 20 mil por impuesto corriente, 12 mil pesos por un cargo “adicional”, 10 mil por “actualización”, casi siete mil por gastos de embargo e igual cantidad por gastos de ejecución, de acuerdo al recibo oficial F-2016-00058414, del 29 de enero de 2016.

 

De igual forma pagaron predial de 2017, 2018 y 2019. El primero fue de 16 mil 500 pesos y los restantes por 15 mil 666.22 pesos cada uno. Desde entonces no hubo ningún otro acercamiento con alguna autoridad municipal.

 

Los vendedores aseguran que lo que menos desean es que se les obsequie el terreno y  proponen pagarlo a precio valor catastral diferido en tres años. “Queremos resolverlo pero con una misma autoridad”, comenta.

 

El pasado 5 de noviembre ingresaron una nueva petición a la presidenta Mara Lezama. “Se nos han puesto muchos obstáculos muy a pesar de que hemos cumplido con todas las observaciones solicitadas. Hasta hoy que no hemos tenido respuesta satisfactoria”, señala.

 

A más de tres meses y medio de la entrega del documento no hay autoridad que atienda y resuelva. “Me han enviado con el Síndico y a patrimonio Municipal pero nunca están los funcionarios o de plano reconocen que ese tema debe resolverse de las presidencia”, señala.

 

María Luisa, representante del Mercado El Parián Benito Juárez, A.C., reconoce que en esta vida “nada es gratis”, pero que insistirá para que los locatarios sean dueños del lugar que trabajan. “Queremos que nos escuchen para destrabar esto”, insiste.

 

Así se mantienen a la espera, como ocurrió también en la administración municipal anterior, pero ahora, tienen confianza que será distinto.