En el limbo 20% de lotes donados a BJ

255

Durante la pasada administración de Remberto Estrada Barba, el ayuntamiento de Benito Juárez recibió de los desarrolladores inmobiliarios la donación de 184 lotes y 45 áreas de vialidad.

 

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Durante la pasada administración de Remberto Estrada Barba, el ayuntamiento de Benito Juárez recibió de los desarrolladores inmobiliarios la donación de 184 lotes y 45 áreas de vialidad, con superficie total de 2 millones 65 mil 622 metros cuadrados, de los cuales el 20 por ciento está en el limbo jurídico.

 

En sus artículos 60 y 63, la Ley de Fraccionamientos del Estado de Quintana Roo obliga al desarrollador a ceder por lo menos el 15 por ciento de la superficie total del proyecto a construir para destinarse a las áreas públicas como vialidades, parques, mercados, puestos de policía u otros servicios similares.

 

El mismo ordenamiento establece que la donación es apenas la primera etapa del proceso administrativo de adjudicación ya que sólo manifiesta el interés de las partes en las condiciones de la operación, pero no se puede disponer de los  lotes hasta que la propiedad quede registrada oficialmente a nombre del ayuntamiento.

 

De los más de 2 millones de metros cuadrados de superficie que el ayuntamiento recibió como donación, un total de 400 mil metros cuadrados que no aparecen en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Cancún, no han sido reclamados por las nuevas autoridades municipales ni investigado el estatus jurídico para conocer qué destino tuvieron.

 

De acuerdo con los datos publicados en la Gaceta Municipal, los predios donados a la pasada administración están ubicados y distribuidos en 17 fraccionamientos; gran parte de las donaciones fueron aceptadas por el ayuntamiento en la vigésima primera sesión de Cabildo, con fecha 26 de julio de 2017.

 

De ella se derivaron en total 169 lotes donados con una superficie de 1 millón 199 mil 71 metros cuadrados ubicados dentro de los fraccionamientos Urbi Villas del Rey (Etapa 1), Rinconadas del Mar (Etapa 1), Gran Santa Fe III (Etapa 2), Paseos del Mar Residencial (Etapa 2), Paseos del Mar Residencial (Etapa 5), Vitalá, Galaxia  Altamar, Cascada IV, Paseo Kusamil (Etapa 1) y Don Bartolomé.

 

En aquella sesión, el entonces presidente municipal argumentó que la donación sería para combatir el rezago que en ese momento enfrentaba el ayuntamiento en cuanto a solicitudes de lotes para la construcción de escuelas o clínicas por parte de las dependencias estatales del ramo.

 

Posteriormente, durante la sesión del 12 de julio de 2018, el ayuntamiento aceptó la donación de 42 mil 384.95 metros cuadrados, ubicados en el fraccionamiento Rancho Nazaret (Fracción II).

 

Y en la sesión pública del 16 de agosto de 2018, el ayuntamiento recibió otros  824 mil 166.14 metros cuadrados en los fraccionamientos Aloja, Parques Paraíso, Maderos Residencial, Privadas Sacbe, Residencial Turquesa y Punta Ikal.

 

Sin embargo, el 40 por ciento de estas propiedades, pese a haber sido recibidas, no fueron procesadas en el sistema municipal por razones desconocidas, las cuales no fueron especificadas en la gaceta oficial local o estatal tras hacerse las deducciones y medidas necesarias.

 

En contraste con los lotes que recibió de los desarrolladores, la pasada administración municipal donó apenas un total de 17.5 predios que en suma arrojan una superficie de 180 mil 102.66 metros cuadrados, para la edificación de ocho escuelas de niveles básico y medio superior, una unidad de medicina familiar con 10 consultorios, un centro de asistencia social, cinco regularizaciones de situación jurídica para funcionamiento de inmuebles y un contrato de comodato sobre dos predios con el Instituto Municipal de la Mujer.