Impulsan maker, ímpetu creador

208

Diseñan programas educativos para institutos y escuelas como los de Meteorito y Robolution, enfocados a enseñar a los jóvenes a crear una estación meteorológica o robots.

 

 

 

POR: ISRAEL SÁNCHEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Dejar de sólo consumir y comenzar a crear es la consigna de una tendencia alrededor del mundo: el movimiento maker.

 

Este ímpetu creador vinculado al uso de la tecnología no es ajeno a México, donde desde hace un par de años la empresa Hacedores, pionera en el tema a nivel nacional, lo ha ido consolidando de diferentes maneras.

 

“Hacedores es una organización que se encarga de promover y difundir todo lo que tiene que ver con el movimiento maker, sobre todo a nivel de habla hispana, y nos enfocamos mucho a lo que es educación: cursos, talleres, capacitación”, cuenta en entrevista su fundador, Antonio Quirarte.

 

“Lo maker o el hacer es realmente volver a realizar las cosas con nuestras propias manos”.

 

Nacido originalmente como un blog que documentaba lo que ocurría en la escena maker mundial, Hacedores ahora cuenta con un makerspace (República de Guatemala 10, Colonia Centro) donde pone al alcance del público impresoras 3D, cortadoras láser o bordadoras digitales, así como talleres y cursos sobre programación y modelado digital, entre otros.

 

Aunado a ello, diseñan programas educativos para institutos y escuelas -en las que además suelen habilitar sus propios makerspaces- como los de Meteorito y Robolution, enfocados a enseñar a los jóvenes a crear una estación meteorológica o robots, respectivamente, y que además se encuentran disponibles en línea para todo público.

 

“La gran apuesta de Hacedores es fomentar la educación maker, todo un cambio de paradigma de un modelo educativo que hay en México que normalmente es más pasivo a que sea activo”, enfatiza Andrea Naranjo, diseñadora industrial y coordinadora de eventos de Hacedores.

 

“Es innegable que la educación ya necesitaba un cambio, no es posible que a niños o adolescentes de nuestra época tengas que seguirles dando clases de horas de una persona al frente de un pizarrón y ellos sentados en un pupitre sin moverse”, añade Quirarte.

 

Desde la génesis de Hacedores, Quirarte ha notado un avance en la escena maker local, pero considera que hace falta disciplina para realmente llegar a ser innovadores.

 

En el caso del hospital sonorense que improvisó un casco de oxígeno con un garrafón para una recién nacida, independientemente de las condiciones que llevaron a tal medida, el fundador de Hacedores celebra el espíritu detrás de la solución: “Es una maravilla, es maker”.

 

“Incluso puede ser el prototipo de algo mucho más económico, y no dudo que un chino llegue, lo copie y lo venda baratísimo”, opina.

 

“Eso es lo maker, realmente es el que seamos creadores y no tanto consumidores de lo que nos llega”.

 

Quirarte y su equipo ultiman los detalles del evento anual que realizan desde 2014 y que fue un punto definitorio para la consolidación de Hacedores: el Arduino Day en México, el cual en principio está dedicado a la plataforma homónima de programación de hardware, pero que se ha convertido en una verdadera fiesta creativa.

 

“Es un punto de encuentro para makers, o sea, cualquier persona, aunque no haga proyectos relacionados con Arduino, está invitada porque se celebra esto de hacerlo con tus propias manos”, precisa Naranjo sobre el encuentro que este año tiene como carta fuerte una charla con David Cuartielles, cofundador de Arduino.

 

A realizarse el 16 de marzo en el Museo Franz Mayer, donde además se inaugurará un makerspace, el evento servirá como un escaparte para robots, drones, juegos interactivos, programas educativos, kits para principiantes y todo tipo de creaciones que, a decir de Quirarte, puedan servir de inspiración para engrosar las filas de la comunidad maker del País.