Lectura, charla y esparcimiento

269

El grupo de lectoras se ha vuelto muy unido.

 

 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

CANCÚN, Q. ROO.- Hace poco menos de un año surgió ‘brujas literarias’, una sala de lectura exclusiva para mujeres debido a la inquietud que tenían las lectoras por compartir y hablar sobre libros que habían leído.

 

En aquel momento, las integrantes llegaron a la conclusión de que la mayoría de los libros que habían leído estaban escritos por hombres, por lo que decidieron tomar la batuta y encaminar las obras, “quisimos rescatar obras de escritoras  y que más personas pudieran llegar a ellas”, comenta para Luces del Siglo Yessica Rivero, quien forma parte de este grupo.

 

El nombre de “brujas literarias” fue tomado del libro homónimo de la poeta y escritora ruso-americana Taisia Kitaiskaia e ilustrado por la estadounidense Katy Horan, especializada en escenas folclóricas de magia femenina. En esta obra literaria se habla sobre lo que experimentaron diversas escritoras para poder sobresalir en un mundo hecho para hombres.

 

Así, Cancún se une a la vanguardia, a la lectura y al aprendizaje el último jueves de cada mes en el que se reúnen para platicar sobre un libro. Para el 28 de febrero, de 8 a 10 de la noche, todas las mujeres están invitadas a participar en las charlas, que se llevarán a cabo en Unika´s Estudio, Av. Nichupté, S.M. 50, enfrente de la Gran Plaza.

 

Este jueves se abordará el tema de la novela “Temporada de huracanes”, de Fernanda Melchor, que trata sobre el cuerpo de una bruja que ha sido encontrado en un canal de riego. Tras el hallazgo, comienzan una serie de rumores sobre los personajes de la historia que darán su versión de los hechos, mientras se develan los más oscuros secretos de este pueblo que vive en la miseria, el abandono y la necesidad de poder.

 

“Se platica sobre el libro, pero si alguna de las asistentes no pudo leer el libro o sólo leyó una parte, ella puede escuchar o interactuar con libros que a lo mejor tengan relación con el tema también. Algunas llevan frases, algunas llevan incluso piezas musicales si tienen que ver con alguno de los temas que hemos visto”, asegura Yessica.

 

Así que si tienes ganas de distraerte un rato, de escuchar diferentes puntos de opiniones y de ampliar tu círculo de amistades, el grupo “brujas literarias” es una excelente opción. Lizbeth Peña es la mediadora de esta sala de lectura, que pertenece a la organización La Tlacuila.

 

Durante dos horas, las asistentes disfrutan de actividades de esparcimiento. “Nos la pasamos muy bien, el grupo es muy nutrido; empezamos 4 o 5, ahora ya llegamos a 20, en alguna sesión hasta a 22 (personas). Es una actividad que realmente ha tenido mucha respuesta y muy grata”, asegura Yessica Rivero.