Desafían nuevos sindicatos

214

La formación de nuevas centrales sindicales desafían la vida laboral del País.

 

La formación de nuevas centrales sindicales desafían la vida laboral del País. La principal es la Confederación Internacional de Trabajadores, encabezada por el senador Napoleón Gómez Urrutia, con 10 federaciones y más de 150 sindicatos, cuyo peso se ha visto en huelgas de maquiladoras y siderúrgicas en Matamoros.

 

Otra es la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), dirigida por Pedro Haces, que junto con la central de Napo amenazan a las viejas CTM y CROC que por décadas dominaron la vida sindical mexicana. Además, la presión de estos nuevos grupos ha provocado que dentro de la CTM o de la misma CROC algunos líderes radicalicen sus demandas.

 

Ayer, durante el foro sobre la reforma laboral realizado en la Cámara de Diputados, Isaías González, líder de la CROC, una central tradicionalmente pasiva, anunció que el 5 de marzo estallará la huelga en 80 tiendas Wal-Mart de diez Estados del País, en demanda de 20 por ciento al salario y la aplicación, por primera vez, de un bono de 4 por ciento sobre las ventas realizadas por los trabajadores.

 

La detonación de cambios en la vida de los gremios viene de la ratificación del convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, y de homologar compromisos con otros países dentro del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico y el Tratado con Estados Unidos y Canadá. Además, en la inminente aprobación de una reforma laboral que favorece a los sindicatos.

 

La secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, resaltó ayer que el elemento más importante de la reforma es el rescate de la negociación colectiva, a través de procesos libres y democráticos, para que los trabajadores puedan decidir, a través del voto libre y secreto, quiénes son sus dirigentes. También que se consulte a los trabajadores antes de firmar contratos colectivos.

 

“Estamos en un cambio de régimen, ya no será a la vieja usanza”, advirtió la legisladora de Morena, Dolores Padierna. “Son las nuevas reglas del juego. Es una consecuencia natural del nuevo marco jurídico tanto internacional como nacional.

 

Ese marco, sumado a la nueva realidad política del País, hacen que surjan nuevas asociaciones y tendrá que darse una modernización del sistema tradicional sindical”, opinó el abogado laboral Oscar de la Vega.

 

“Los sindicatos tendrán que reinventarse y las empresas tendrán que mejorar los salarios con base en la negociación colectiva”, agregó. Germán de la Garza, abogado laboral,