Alistan reglamento ecológico en Tulum

184

Autoridades pasadas no generaron un reglamento de ecología, a pesar de que se promueve a Tulum como un destino sustentable.

 

POR: OMAR ROMERO

TULUM, Q. ROO.- El Ayuntamiento de Tulum implementará a la brevedad acciones para atender el rezago que la pasada administración dejó y, de esta manera, obtener un desarrollo ordenado y con protección al medio ambiente.

 

Gustavo Maldonado Saldaña, director general de Desarrollo Urbano y Ecología expuso que las pasadas autoridades no generaron un reglamento de ecología, a pesar de que se promueve a Tulum como un destino sustentable, por lo que la propuesta que tienen ya fue presentada y ha pasado por los filtros necesarios.

 

“Es un reglamento de primera generación que incluye los conceptos de mitigación y adaptación al cambio climático, en donde los procesos de construcción después de determinados metros cuadrados tendrán que contemplar obligatoriamente sistemas de captación de agua y aislamiento térmico para reducir el uso de energía eléctrica”, precisó.

 

Incluso, recordó que para lograr este ordenamiento se consensó con las agrupaciones, organizaciones, grupos colegiados y los tres órdenes de gobierno, los cuales dieron sus respectivos puntos de vista para este reglamento, mismo que estaría siendo aprobado durante la primera sesión de Cabildo de marzo.

 

El funcionario municipal comentó que se ha iniciado una supervisión de la zona urbana de la ciudad de Tulum, para regular el tema de los bares y las fiestas nocturnas, al reconocer que con el ruido perturban la tranquilidad tanto de quienes habitan este lugar, como de los turistas.

 

En ese sentido, Maldonado Saldaña abundó que también cuentan con una propuesta del reglamento de Imagen Urbana, para lograr que las franquicias establecidas en Tulum y que no han respetado la denominación de Pueblo Mágico, cambien sus fachadas y colores y así evitar la contaminación visual y auditiva.

 

Asimismo, agregó que están revisando los programas de desarrollo urbano para tener un sitio adecuado en cumplimiento con la normatividad para el destino final de los residuos sólidos urbanos, lo cual –aseveró– fue “otro olvido de las administraciones pasadas, lugares que ya no son adecuados para seguir disponiendo de la basura”.