Rompen con Mara; otro plan para Tajamar

307

La activista Katerine Ender desacredita cualquier injerencia municipal.

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- La confianza se perdió, por lo tanto quedó roto cualquier diálogo o acuerdo que pudiera existir en cuanto a Malecón Tajamar con autoridades de la administración municipal en Benito Juárez, encabezada por Mara Lezama.

Esa es la postura adoptada por la organización “Guardianes del Manglar Cancún”, cuya líder, Katerine Ender Córdova, no está dispuesta a entablar nuevas charlas con la presidenta municipal tras las malas experiencias que le dejaron los acercamientos previos.

La activista junto con su grupo de defensores del área ecológica de Tajamar quisieron pactar con la alcaldesa la reapertura oficial de Malecón para goce de la ciudadanía, que de por sí puede ingresar al lugar en cualquier momento.

Sin embargo, en una reunión sostenida el pasado 30 de enero en el Palacio Municipal, hubo discrepancias en cuanto al tránsito vehicular a la zona, algo que expertos en biología no recomiendan por el daño que se le puede causar al mangle.

La postura de negar el paso de automóviles y motocicletas asumida por Ender Córdova le acarreó una serie de críticas por parte de diversos sectores de la sociedad y el grupo político cercano a Mara Lezama.

“Quiero aclarar que yo no hago negocios con nadie, mucho menos con los que heredan la responsabilidad de lo sucedido en Tajamar, porque los tres niveles de gobierno son responsables del delito ambiental, no son salvadores, no son héroes y no van a recuperar nada.

“No hay seriedad, no hay la confianza ya en esa persona (Lezama) porque trae otros intereses, siempre hacer a un lado a la gente que estamos ahí”, expresó la activista en entrevista con Luces del Siglo.

También acusó a organizaciones y funcionarios públicos de “oportunistas” al pretender un rescate que, de acuerdo con Ender, no han gestionado de la forma en que “Guardianes del Manglar Cancún” y la población que apoya las labores de limpieza lo han hecho desde que estalló la crisis hace tres años, además de perseguir intereses opuestos a la lucha en favor de la naturaleza.

“Tenemos clausura total definitiva de todo el inmueble, las vialidades que comprenden el inmueble están dentro del proyecto que no fue entregado al municipio, por lo tanto ni Mara Lezama tiene autoridad ni jurisdicción para tomar una decisión (sobre el acceso de coches), entonces le vamos a dar el manejo de Área Natural Protegida, no hay más”, agregó.

 

PROYECTO DE PARQUE URBANO

El objetivo de la organización “Movimiento Social en Pro de los Derechos del Pueblo A.C.”  y del movimiento “Guardianes del Manglar Cancún”, representados por Katerine Ender Córdova, es la creación de un parque urbano designado como Área Natural Protegida, el cual pretende aprovechar el espacio en favor de la ciudadanía. Misma propuesta que ya hizo el Congreso estatal a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Ender Córdova afirmó que ninguna de las exigencias proceden de su voluntad, sino que están científicamente sustentadas a través de un proyecto ejecutivo elaborado por el biólogo Antero Carmona, donde se resume los antecedentes del caso, documenta las características de su composición territorial, detalla la flora y fauna existentes y presenta una serie de actividades permitidas para la recuperación del mismo y su uso público.

Convirtiéndose en parque urbano y Área Natural Protegida, estarían condicionadas todas las actividades de investigación, monitoreo y vigilancia; al igual que las actividades deportivas y los servicios ecoturísticos, con excepción de la construcción de cabañas y palapas con asadores como parte del mobiliario.

El proyecto aborda los diferentes beneficios  ambientales, psicológicos, físicos y sociales que tiene la apuesta del desarrollo de parques urbanos, los cuales no sólo permiten monitorear y proteger a la flora y fauna nativos, también “la oportunidad para que las personas se reconecten con la naturaleza, lo que es beneficioso para su salud y bienestar”.