Activan arresto a Vázquez Handall

507

Se reactivó la orden de aprehensión para Gerardo Vázquez Handall, ex administrador del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

 

AGUSTÍN AMBRIZ

CANCÚN Q. ROO.- Ni la argucia de presentar una incapacidad médica para no asistir a un requerimiento judicial ni la demanda de amparo que promovió en diciembre pasado, sirvieron al ex administrador del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS), Gerardo Vázquez Handall, para librarse de la orden de aprehensión que enfrenta por su presunta participación en el caso de la Estafa Maestra.

Hace dos días, el juez Sexto de Distrito negó al ex funcionario el amparo contra la orden de captura del Juez de Control del Sistema Penal Acusatorio de Primera Instancia del Distrito Judicial de Chetumal, por la presunta comisión del delito de desempeño irregular de la función pública, al disponer de más de 806 millones 616 mil 882 pesos provenientes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para supuestas campañas de publicidad.

La carpeta de investigación en este caso se sustenta en dos denuncias, una del 31 de agosto de 2017, presentada por la Secretaría de la Contraloría, y la otra del 18 de 2018, por la Auditoría Superior Interna, las cuales concluyen que tanto el ex director del organismo Jorge Acevedo Marín como el ex subdirector Gerardo Vázquez Handall dispusieron de recursos públicos violando el procedimiento establecido para ello.

Particularmente, los resultados de la fiscalización a las cuentas públicas 2015 y 2016 del SQCS, arrojaron que la paraestatal celebró con la Sedatu 84 diversos contratos de prestación de servicios con 37 proveedores, sin representar los procedimientos legales establecidos para ello.

Entre las irregularidades cometidas por los inculpados, se detectó que los 84 contratos no fueron sometidos al procedimiento de licitación de ley como tampoco contaron con la autorización de la Junta Directiva, facultada para ello; además se delegaron indebidamente los contratos de servicios a terceras empresas con lo que se dejó de cumplir el objetivo de que fuera el propio personal del sistema quienes se encargarían de ello.

El objeto de estos contratos incluía desde la estrategia, creatividad, producción y post producción en radio y televisión, para desarrollar estrategias de comunicación, servicio integral para la creatividad, producción y edición de materiales de audio, video y gráficos para campañas publicitarias de la Sedatu.

Otra de las infracciones cometidas por estos funcionarios fue que se contrató a empresas que no figuran en el padrón de proveedores del gobierno del Estado de Quintana Roo, de 37 sólo cuatro sí cumplían el requisito, con lo que se excedieron de sus facultades y funciones.

Para hacer posibles todas estas operaciones, los hoy imputados firmaron 104 autorizaciones de pago por la prestación de los servicios delegados a las diferentes empresas.

Dentro de sus alegatos de defensa contra la orden de aprehensión, Vázquez Handall argumentó que tanto el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Anticorrupción del Estado de Quintana Roo, como el Juez responsable que emitió la orden de aprehensión, no eran competentes para conocer los hechos denunciados, toda vez que los recursos por los que se le acusa no eran del patrimonio estatal, sino que provenían de la Federación.

No obstante, dicho argumento fue derribado por el juez Aarón Alberto Pereira Lizama, quien determinó no otorgar la protección de la justicia federal a Vázquez Handall, con lo cual la orden de captura en su contra se reactivó.