ACUMULACIÓN DE BASURA

301
dav

“Reporta y aporta”

 

POR: ARIEL NOYOLA

CANCÚN, Q. ROO.- No hay personal de la Dirección General de Servicios Públicos Municipales que asista a atender la acumulación de basura cada vez que se denuncia. A más de una semana de hacer la solicitud a través de WhatsApp para recolectar basura acumulada a lo largo de la avenida José Lopez Portillo, en el tramo que va de la colonia Donceles hasta la terminal de Ultramar, la zona continúa llena de residuos sólidos sin que personal de limpieza del municipio ponga manos a la obra.

 

“Reporta y aporta” es una de las estrategias impulsadas por el gobierno de la presidente municipal, Mara Lezama, para recoger basura a lo largo y ancho del municipio Benito Juárez. Desde que se puso en marcha, autoridades municipales pusieron a disposición de los ciudadanos un número celular, 99 88 44 80 35, para que a través de WhatsApp hicieran las denuncias.

 

“Las labores de esta administración municipal, que encabeza la presidente municipal, Mara Lezama, están enfocadas a mejorar la imagen urbana de la ciudad, para mejorar la calidad de vida de los benitojuarenses”, declaró José Castro Garibay en enero de este año.

 

La Dirección garantiza que, una vez hecha la denuncia, no tardan más de 48 horas en el caso de la limpieza de parques y áreas jardinadas, y 72 horas en cuanto a alumbrado público y de bacheo. Pero si se responde a los mensajes a través de WhatsApp, el personal no acude a realizar la limpieza de las zonas llenas de basura.

 

Para verificar la efectividad de la estrategia lanzada por Lezama, este reportero comunicó el viernes pasado a la Dirección la acumulación de basura a lo largo de la avenida López Portillo, en el tramo que va de la colonia Donceles, hasta la terminal de Ultramar, desde donde salen embarcaciones rumbo a Isla Mujeres.

 

El tramo objeto de la denuncia no es una zona clandestina. Es una parte de la avenida por donde diariamente y desde temprana hora pasan decenas de colectivos y taxis cargados de turistas que buscan embarcar hacia Isla Mujeres. Una semana después de presentada la denuncia, el personal de limpieza no llegó.

 

De ambos lados de la avenida permanecen apiladas decenas de botellas de plástico, trastes de unicel y envolturas. En otra área, hay pedazos de una televisión, llantas ponchadas, y hasta un trozo de una defensa de un coche. “Nadie del municipio viene a limpiar desde hace semanas, no les importa”, comentan vecinos y transportistas de la Ruta 6.