Dirá secretos de ‘Niñas bien’

164

Con la charla “Las niñas bien también lloran”, la escritora Guadalupe Loaeza participará en el foro “Por una nación de lectores. Desafíos del mundo de las letras”, el martes 12 de marzo.

POR: VERÓNICA AYALA/ AGENCIA REFORMA

MONTERREY, N. L.- Cuando se publicó en 1985, Las niñas bien, libro de la escritora Guadalupe Loaeza, se convirtió en un fenómeno editorial pues contaba la historia de un grupo de mujeres de clase alta que sufrieron los estragos de la crisis económica de 1982, con sus devaluaciones y la nacionalización de la banca en el Gobierno de José López Portillo.

 

Y aunque ya han pasado más de tres décadas de la publicación de ese texto, Loaeza considera que hoy, con otro López en la Presidencia, la historia sigue vigente.

 

“Trata de estas niñas bien, cómo lo viven, ese deterioro económico, cómo tuvieron que deshacerse de su departamento”, narra Loaeza, “ya les rechazaban la tarjeta, ya no tenían con qué pagar su servicio doméstico”, expresó la escritora.

 

“Estamos viviendo la misma incertidumbre, la misma inseguridad, la misma indignación por la corrupción, la misma pobreza, desigualdad”, dijo. “Entonces es muy semejante lo que sucedía en nuestro País en el 82 que lo que sucede en el 2019”.

 

Loaeza participará en el foro organizado por EL NORTE, y la UANLeer “Por una Nación de lectores. Desafíos del mundo de las letras”, el martes 12 de marzo.

 

En el encuentro donde dará la charla “Las niñas bien también lloran”, también participarán los escritores Juan Villoro y Luis García Montero, y los booktubers regios Mariana González y Alberto Rebolledo.

 

Loaeza, cuya historia está por estrenarse en pantalla grande, señala que en la actualidad las niñas bien ya no lloran por lo mismo que sus madres o abuelas, como perder el estatus, y son mujeres más liberadas, incluyentes, estudiadas e independientes.

 

“¿Qué es lo que realmente las hace llorar?, ya no tanto esta obsesión por la imagen, yo digo el desamor, seguramente el desamor las hace llorar…”, opinó.

 

“En realidad son mujeres mucho más empoderadas que las pasadas, entonces las hace llorar, por ejemplo, si el ex marido no cumple con la pensión, les hace llorar cosas que se parecen más a la vida de todos los días, no si ya no tienen departamento de Miami, no si ya no viajan tanto a Estados Unidos”.

 

Aunque refiere que la película, donde los personajes tienen matices distintos, es muy dura en comparación con el libro, sostiene que ambas se enriquecen.

 

El filme dirigido por Alejandra Márquez ha recorrido y recibido reconocimientos en festivales a nivel nacional e internacional, y llegará a las salas de cine el 22 de marzo.

 

La película protagonizada por Ilse Salas, en el personaje de Sofía, ya se vendió a Francia y su libro se traduce al francés.

 

La escritora confía en que, en medio de la distracción generada por el celular, las tabletas y las redes sociales, estos proyectos y las series basadas en libros puedan “atrapar” a más lectores.

 

“(Pero) son los padres los que deben hacer el estímulo a la lectura”.