Un embarazo a destiempo empobrece el potencial de vida

255

31% de los adolescentes mexicanos en edades de 15 a 19 años iniciaron su vida sexual; 56% terminó en embarazo: OCDE

 

 

Por: Yvette Hesse

 

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

 

Las cifras son de escándalo. México ocupa el primer lugar de embarazo adolescente, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pues uno de cada cinco embarazos corresponde a jóvenes que no alcanzan la mayoría de edad. El organismo indica que la cifra creció de 30 a 37 por cada mil mujeres entre 2005 y 2011. Otras instituciones dan cifras similares. Una de cada dos adolescentes de 12 a 19 años que inicia su vida sexual se embaraza, dos de cada 10 de entre 15 y 19 años lo han hecho en más de una ocasión, y un 40% de los casos no son planeados ni deseados. Y… ¿qué pasa con este tipo de embarazos a destiempo?

 

 

SE PERPETÚA EL CÍRCULO DE LA POBREZA

 

Cuando se es demasiado joven, o cuando no es el momento adecuado, se le quita a la mujer −y posiblemente a su pareja− la alternativa de un proceso de desarrollo de capacidades, de oportunidades, de vivencias… parece poca cosa, pero el panorama de opciones se empobrece y su potencial como recurso humano que hace mover la economía disminuye.

 

El embarazo obliga a los adolescentes a iniciar una vida adulta de forma prematura y a asumir obligaciones para las que probablemente no están preparados. Esta situación tiene efectos negativos en cuanto a salud, seguridad y oportunidades en la vida… En las clases más desfavorecidas, perpetúa el ciclo de la pobreza.

 

COESPO: ACCIONES PARA REPLICAR EN TODO QUINTANA ROO

 

Especialistas del Consejo Estatal de Población (Coespo) han estado impartiendo talleres de capacitación en los distintos Consejos Municipales para la Prevención del Embarazo Adolescente de Quintana Roo, una actividad que toma especial relevancia en este contexto de estadísticas inusitadas. Los cursos brindan información para la atención de esta problemática y de las enfermedades de transmisión sexual; los talleres forman parte de las estrategias de acción del Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente (GEPEA) y un objetivo básico es que los integrantes de esos organismos municipales de todo Quintana Roo, repliquen los conocimientos adquiridos entre padres de familia, maestros, estudiantes y jóvenes en general. Es una acción que debe tomarse muy en serio, si no queremos seguir viendo jovencitas con bebés en brazos…

 

 

AGENDA 2030: ASEGURAR PLENOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

A nivel nacional e internacional por supuesto también hay acciones para atender la problemática, de hecho, existe la llamada Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible que busca asegurar el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos.

 

Y es que, de acuerdo a representantes del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa, por su sigla en inglés) las adolescentes tienen menos controles prenatales que las mujeres adultas y, por tanto, están más expuestas a complicaciones en la salud o a fallecer (en 2015, la OMS, Unfpa, Unicef y el Banco Mundial estimaron la mortalidad materna promedio en 67 muertes por cada 100,000 nacidos vivos). Ese riesgo es mayor entre las menores de 15 años, para quienes la estadística de muerte en el embarazo es cuatro veces el de las jóvenes de 15 a 19 años.

 

ABORTOS CLANDESTINOS: PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

 

Entre las niñas y jóvenes es preocupante que casi cuatro de cada 10 embarazos terminaron en abortos, en su mayoría clandestinos e inseguros. En total, el Fondo calcula que en la región de América Latina se presentaron 1.4 millones de abortos en adolescentes en 2016, una situación que sin duda devela un grave problema de salud pública.

 

El informe destaca que el 90 por ciento de las causas de muertes maternas en América Latina son evitables a través de intervenciones de bajo costo y con prevención, a las cuales las poblaciones con mayor exclusión no acceden.

 

 

REPLIQUEMOS LAS ACCIONES DEL COESPO

Sin duda, es muy importante la total práctica del derecho reproductivo básico, que no es otra cosa que decidir si tener o no tener hijos, cuándo tenerlos y poder espaciar entre un hijo y el siguiente. El respeto a esta práctica muestra el grado de desarrollo de los países y es que, es importante reiterar: el embarazo en la adolescencia puede tener enormes repercusiones sociales y económicas negativas para las adolescentes, sus familias y sus comunidades. Hay que darle mayor énfasis a las acciones (COESPO) en todo Quintana Roo y revertir lo más pronto posible, esas cifras de escándalo…

 

*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q. Roo, revista de negocios y política.