Urgen a rediseñar Alerta de Género

215

Pese a que en algunos estados se ha activdo la Alerta de Violencia de Género, las entidades siguen marcadas por este delito.

 

El Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM recomendó al Gobierno federal rediseñar y hacer un replanteamiento de todo el esquema de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVG).

 

En un estudio técnico sobre el mecanismo de la Declaratoria de AVG que establece la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y su Reglamento, advirtió que hay incongruencia entre los objetivos que persiguen y el contenido de las mismas. “Se sugiere realizar un examen crítico y profundo de todo el mecanismo de AVG tal y como está plasmado en la Ley y desarrollado en el Reglamento, para eventualmente hacer un replanteamiento de todo el esquema”, se lee en el documento.

 

“Lo anterior implica ponderar la posibilidad de que el mecanismo de AVG sea rediseñado bajo la lógica de un instrumento de emergencia” destinado a generar acciones prontas e inmediatas para brindar los apoyos urgentes que requiere la población afectada”.

 

El estudio, titulado “Análisis de las Buenas Prácticas del Mecanismo de Declaratoria de Alerta de Género en contra de las Mujeres”, fue elaborado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas a petición de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim).

 

Este órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación buscó la opinión del Instituto para “desterrar” cualquier inclinación a favor o en contra del esquema y contar con mayores elementos de análisis técnico a partir de una visión neutral y con total autonomía.

 

REFORMA publicó el 3 de febrero que la Conavim advirtió en un informe -fechado en septiembre- que las AVG no han dado resultados desde la perspectiva de lo urgente y reflejan las limitaciones gubernamentales para atender ese fenómeno.

 

El estudio del Instituto recomienda revisar la Ley para que en ella quede expresamente vinculada la existencia de una situación de “forma extrema de violencia de género”, con la lógica extraordinaria y de emergencia de la AVG.

 

“En relación con este punto, se recomienda que la Ley señale hipótesis concretas sobre cuáles han de considerarse como situaciones o circunstancias que constituyen formas extremas de violencia de género”, indica.

 

También sugiere que la AVG pueda ser solicitada solamente cuando se den hipótesis determinadas, y que ello no dependa de un acto “unilateral de voluntad” de ciertos actores, sin que se exijan algún tipo de criterios.