Va a 3 programas 83% de Bienestar

64

Advierte la Gesoc ‘camisa de fuerza’ para poder atender focos de pobreza.

 

Ocho de cada 10 pesos que la Secretaría de Bienestar dispersará a través de sus programas sociales en 2019, serán erogados a través de tres acciones prioritarias del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Se trata de los programas Pensión para el Bienestar de Adultos Mayores, Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad y Sembrando Vida que, en conjunto, aglutinan el 83 por ciento del total de los recursos asignados a los 13 programas de la institución.

 

De acuerdo con el presupuesto aprobado para este año, a la dependencia encargada de combatir la pobreza le quedarán sólo 2 de cada 10 pesos para atender al resto de las poblaciones vulnerables, entre ellas mujeres, niñas y niños, jornaleros agrícolas, jóvenes y migrantes.

 

Los recursos asignados a los programas de Bienestar aumentaron de 78 mil millones de pesos en 2018 a cerca de 147 mil 558 millones en el presente año, aún cuando el numero de acciones se redujeron de 18 a 13 en el mismo lapso.

 

El incremento se atribuye a la creación de dos programas: Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad y Sembrando Vida, así como por la ampliación del programa para Adultos Mayores.

 

Estas tres intervenciones que forman parte de las prioridades del Presidente suman más de 123 mil 500 millones de pesos, lo que representa más del 80 por ciento del presupuesto destinado a los programas sociales de la Secretaría; el dos por ciento restante será destinado al resto de los sectores vulnerables.

 

A decir del especialista en Desarrollo Social, Alejandro González, esa concentración de recursos es riesgosa. Reconoció que si bien puede ayudar a evitar la dispersión de recursos, también representa una camisa de fuerza para que la institución pueda atender la multifactorialidad de los problemas sociales.

 

“Ya no es una lectura integral de cuáles son todos esos derechos y/o áreas en las cuales tiene que haber fortalecimiento de capacidad y desarrollo humano, pasamos de una visión más integral a una visión en la cual lo prioritario es atender grupos específicos, independiente de la valoración multifactorial de los problemas públicos que se requieren enfrentar”, advirtió.

 

El fundador de la organización civil Gestión Social y Cooperación (Gesoc), dijo que un ejemplo de esa camisa de fuerza es el plan de combate al huachicoleo anunciado por López Obrador, ya que la complejidad del problema no se agota con la entrega de pensiones a adultos mayores y la siembra de árboles.

 

“Estamos entendiendo que ahí hay un problema público que requiere ser resuelto y que, muy probablemente, no se va a agotar a partir de la intervención de estas tres prioridades”, señaló.