Operan cárceles con cupo al límite

184

En la suma de los cinco centros de reinserción social que existen en el estado, hay capacidad para 2 mil 705 personas, y actualmente tienen en total a 2 mil 757 reos.

 

Por: OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO,- De los cinco centros de reinserción social que hay en Quintana Roo, dos tienen ya una sobrepoblación y el resto están por llegar al límite de su capacidad.

 

Ante ello, las autoridades de la Subsecretaría de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad se encuentran para mejorar el sistema penitenciario del estado.

 

De acuerdo con datos de la Subsecretaría de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad, con fecha de corte al 1 de marzo del año en curso, el Cereso de Cancún tiene una sobrepoblación del 68 por ciento, puesto que su capacidad es para 844 personas encarceladas y actualmente hay mil 451, es decir, 571 internos más de lo establecido.

 

En una situación similar se encuentra el Centro de Retención Municipal de Solidaridad, con una sobrepoblación del 15 por ciento, ya que cuenta con espacio para 405 personas y tiene a 467 reclusos, es decir, 62 por encima del límite.

 

En el caso del Cereso de Cozumel, fue construido para 146 internos y ya nada más tiene espacio para 37;en tanto que al Centro de Retención Municipal de Felipe Carrillo Puerto le caben 96 reclusos, y actualmente existen 67 en su interior.

 

Por su parte, el Cereso de Chetumal, es el que más holgura tiene porque su capacidad es para mil 214 internos y por ahora tiene a 699.

 

En la suma de los cinco centros de reinserción social que existen en el estado, hay capacidad para 2 mil 705 personas, y actualmente tienen en total a 2 mil 757 reos.

 

En ese sentido, autoridades de la Subsecretaría de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, consultadas por Luces del Siglo, reconocieron que tienen un reto en este ámbito, por lo que ya están en análisis posibles acciones para controlar y poner orden dentro de los establecimientos penitenciarios.

 

Incluso, precisaron que tan solo en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria que lleva a cabo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el estado ocupó en la más reciente evaluación el lugar 27 por baja calificación.

En diciembre del año pasado, se dio a conocer que los establecimientos penitenciarios de la entidad operaban en precarias condiciones en materia de derechos humanos y gobernabilidad.