Para estar en regla con el SAT

193

Antes que nada, para que un nuevo negocio funcione, debe cumplir con los requisitos del SAT.

POR: STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El éxito de un nuevo negocio depende en buena parte de estar en regla ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

Es cierto que al emprender son muchos los requisitos que se deben llevar a cabo para iniciar correctamente, pero estar a mano con el fisco es primordial

 

Ahora bien, lo primero que debe saber para inscribirse al SAT, es bajo qué modalidad hacerlo.

 

Hay muchas opciones, pero para realizar actividades empresariales sólo se puede elegir entre persona moral (empresa) o persona física con actividad empresarial.

 

De acuerdo a Jorge Ayax Cabello, Auditor Financiero del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), si el contribuyente decide optar por darse de alta como persona física, conviene entrar al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

 

Esta opción es sólo para aquellos que empiezan a tributar en el SAT. Es una opción conveniente si su facturación es menor a  2 millones de pesos por año.

 

Además de los emprendedores, las tiendas de abarrotes, papelerías, así como los prestadores de servicios que no requieran título profesional como los salones de belleza, entre otros, pueden usar este régimen. Las deducciones dependerán del giro de su empresa, afirmó Ayax Cabello.

 

Si se opta por darse de alta como una persona moral, se recomienda entrar al régimen de acumulación de ingresos. Pueden inscribirse aquellas  personas morales que facturan hasta 5 millones de pesos anuales.

 

De igual forma, las deducciones dependerán del giro del negocio, pero se sigue la regla general de lo que sea necesario para la actividad, y se puede hacer deducible cuando se tenga un comprobante fiscal.

 

Una vez que haya decidido lo anterior, solicita una cita en el portal del  SAT o por teléfono. Lo único que necesitará será su Clave de Registro Único de Población (CURP).

 

Como persona física debe llevar el acuse de preinscripción al RFC, comprobante de domicilio fiscal, identificación oficial con fotografía, acta de nacimiento en copia certificada y forma migratoria múltiple (FMM) o carta de naturalización.

 

Como persona moral debe llevar el acta constitutiva de su negocio. Dependiendo del tipo de empresa son necesarios otros requisitos.

 

Durante la cita obtendrá una Hoja de Vista Previa con sus datos, la Cédula de Identificación Fiscal y el Acuse de Inscripción en el RFC.

 

Luego de 30 días deberá presentarse de nuevo ante el SAT con previa cita para obtener su “e.firma”, antes Firma Electrónica (FIEL), que consiste en 3 archivos electrónicos.

 

No olvide llevar  identificación oficial, CURP, y comprobante de domicilio, así como una memoria USB o disco virgen para guardar su “e.firma”.

 

Una vez que cuenta con lo anterior, inicie el proceso de darse de alta ante un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) para que ellos emitan las facturas por usted.

 

De acuerdo a Ayax Cabello, cuando se registra como una persona moral, el SAT pedirá más que un comprobante de domicilio.

 

Será necesario que especifique si va a rentar o si ocupará un lugar de alguno de los socios.

 

Si va a rentar, se debe asegurar que el arrendador esté dado de alta en el SAT.

 

Si le parecen demasiados trámites, el no hacerlo le puede traer problemas que pongan en riesgo su inversión.