Inconformes vecinos en OPB por obra de CAPA

249

Según se estima, dicha obra beneficiará a 980 personas de la zona, con una inversión que asciende a los ocho millones 850 mil pesos.

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.-  Vecinos y comerciantes de una zona céntrica de la capital del estado sufren afectaciones en sus viviendas y comercios, debido a los trabajos que realiza personal de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) desde el pasado 28 de enero.

 

La comerciante de una llantera, Graciela Morales es una de las más afectadas, pues desde hace más de un mes que se cerró la vialidad de la avenida Javier Rojo Gómez en la colonia Payo Obispo, tuvo que bajar las cortinas de su negocio, porque ningún vehículo tiene la posibilidad de entrar.

 

Asimismo, acusa que en ningún momento fueron notificados que la vialidad sería cerrada para realizar trabajos de rehabilitación de colectores de aguas pluviales: “Yo dependo de este negocio, de aquí yo me mantengo, yo me visto, estoy enferma y hasta ahorita no he podido pagar los trámites de este negocio porque no tengo entrada; tengo pérdidas diarias por más de mil pesos”, reconoció la comerciante, quien se encuentra preocupada por no tener un ingreso extra para comer o pagar cuentas.

 

La afectada pide a las autoridades competentes que con prontitud sean acabados dichos trabajos, para retomar su vida comercial: “Si nos hubieran avisado con tiempo, nosotros hubiéramos tomado medidas económicas, guardando dinero, pero nada más fue de la noche a la mañana que se hizo”, recalcó.

 

Por su parte la señora Guadalupe, quien trabaja en una panadería, también menciona que sus ventas han disminuido desde febrero, debido al poco tránsito vehicular de la zona, aunado a esto desde la misma fecha carecen del servicio de agua potable, vital líquido para las actividades de su local.

 

Mientras que la vecina Teresa Piña Flores señaló que una vez terminados los trabajos, la vialidad no quedará igual, pues hace más de un año ya habían abierto las calles, sin embargo, desconoce porqué nuevamente tuvieron que romper la avenida.

 

“No se puede pasar, estorba todo el polvo que tienen a medio camellón y no nos avisaron para qué abrieron”, manifestó la vecina afectada.

 

De acuerdo con información de CAPA municipal, los trabajos de rehabilitación debieron concluir el 10 de febrero, no obstante es notorio el atraso de la obra, y los vecinos y comerciantes acusan que no todos los días los trabajadores hacen acto de presencia.

 

Según se estima, dicha obra beneficiará a 980 personas de la zona, con una inversión que asciende a los ocho millones 850 mil pesos.