Piden enfermos les dejen morir

221

La Secretaría de Salud ha detectado ocho enfermos terminales de cáncer en comunidades rurales del sur del estado, mismos que piden una muerte asistida.

POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Ocho enfermos de cáncer que habitan en comunidades rurales del sur del estado exigen una muerte asistida, voluntad que ha sido imposible de cumplir por la controversia entre valores morales y teológicos que se presentan entre sus familiares.

 

Al respecto, el Centro de Rehabilitación para Enfermos Marginados en Etapa Terminal A.C. ayuda a estas personas en la medida de sus posibilidades; sin embargo, sus limitaciones son evidentes y apenas pueden otorgarles despensas y medicamentos por mes.

 

La leucemia y los cánceres de próstata y seno son las afectaciones de este tipo que más prevalecen en comunidades rurales, donde se carece de medios para atenderles, indicó Felicitas Hernández, representante vecinal del Ejido Blanca Flor.

 

Señaló que hay ocho casos registrados de enfermos que sufren por las complicaciones y dolores derivados del cáncer. Estos pacientes se ubican en las comunidades de Buena Fe, El Bajío, Buena Esperanza, Kaan Lumil, Zamora y Los Alacranes.

 

La representante vecinal apunta que el semblante de los enfermos es deprimente, pues presentan lesiones en la piel y han perdido el cabello.

 

“Los enfermos piden les dejen morir, pero las familias no saben qué hacer. Por un lado están conscientes de que sería lo mejor, pero por otro consideran que incurrirían en pecado. Es difícil”, señala.

 

El tratamiento para el cáncer cuesta hasta seis mil pesos por mes y las familias de los enfermos no cuentan con dinero para procurar atención a sus enfermos, dijo.

 

“Tampoco tienen para trasladarles a la clínica de Chetumal, pues eso implicaría gastos fuertes y tampoco pueden abandonar sus campos, pues dependen de ellos y hay más familiares”, explicó.

 

Además, se suma que en Bacalar no hay centro de salud alguno que tenga capacidad para tratar este tipo de enfermedades, siendo la Unidad Especializada en Oncología de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa) de Chetumal la facilidad más cercana.

 

De acuerdo con registros de la Sesa, en Quintana Roo hay 123 enfermos de cáncer en fase terminal, y aunque la Ley les otorga el derecho a una muerte asistida, ninguno ha recurrido a ella.