Transporte público, horror para mujeres

244

Tener que moverse en transporte público en esta localidad resulta una experiencia terrorífica para las mujeres.

 

POR: OMAR ROMERO

CANCÚN, Q.ROO.- Tener que moverse en transporte público en esta localidad resulta una experiencia terrorífica para las mujeres, que día con día sufren agresiones al interior de distintas unidades.

 

El 84 por ciento de las usuarias de transporte público en Benito Juárez ha sido víctima de acoso sexual por parte de pasajeros; además, la mayoría de las afectadas considera que es una pérdida de tiempo denunciar dichas agresiones.

 

Estos resultados fueron obtenidos a través de cinco foros con perspectiva de género, realizados por la delegación del Instituto de Movilidad en este destino, donde participaron mujeres que usan cotidianamente el transporte público. Ahí, brindaron opiniones y experiencias que han tenido, de donde los organizadores obtuvieron datos y para analizar la situación y posteriormente crear estrategias que beneficien a la población femenina.

 

Por ejemplo, ya saben que el 60 por ciento de los usuarios del transporte son mujeres, quienes realizan en promedio tres viajes al día, número mayor que los hombres, mismos que sólo efectúan un traslado desde su lugar de origen y destino.

 

Para la encuesta se tomó como base una muestra de mil mujeres, donde se precisa que el 83 por ciento de los casos de acoso sexual son cometidos por hombres; del total de agresiones, el 72 por ciento ocurre en los autobuses, y el 28 por ciento a bordo de urvan o del Transporte Terrestre Estatal (TTE).

 

También se preguntó a las mujeres sobre la reacción de los operadores y el resto de los usuarios que tienen cuando notan alguna agresión, y el 70 por ciento coincidió en que no recibe ningún tipo de ayuda.

 

Los horarios con más incidencia son de 06:00 a 08:00 de la mañana, y de las 18:00 a las 21:00 horas. También se calificó la conducta de los operadores en el tema de acoso sexual, donde los conductores de taxi tienen más quejas con un 47 por ciento, seguido de los choferes de urvan con el 33 por ciento, y el 20 por ciento los operadores de autobús. Todos son acusados de incurrir en miradas lascivas, lenguaje inapropiado, o incluso tocamientos.

 

Ante estos resultados, las autoridades acordaron implementar la perspectiva de género en el nuevo reglamento de movilidad a través de campañas de difusión que expongan la problemática, y fomentar la denuncia en temas de violencia contra mujeres al interior del transporte público.

 

Aunado a ello, una capacitación obligatoria y medible para todo operador del  trasporte urbano, con protocolos de actuación específicos en perspectiva de género para que prioricen la seguridad de la víctima y pasajeros, deteniendo la unidad y dando parte a la autoridad competente.

 

Asimismo, sanciones más severas contra operadores en caso de cometer algún delito relacionado con violencia de género, causando baja definitiva del sindicato de adscripción; boletinarlo en todas las agrupaciones del transporte público concesionado en el estado, y en caso de que algún sindicato no acate la disposición será acreedor a una sanción administrativa al no investigar antecedentes penales.