Quintana Roo, tercero en crecimiento

226

“México, ¿cómo vamos?”.

 

POR: SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- Entre todas las entidades del país, Quintana Roo ocupa el tercer lugar en crecimiento económico en un balance general de los últimos cinco años, de acuerdo con un estudio de la organización “México, ¿cómo vamos?”.

 

Este colectivo integrado por investigadores y académicos expertos en economía y política pública mexicana, difundió una evaluación del desarrollo que ha tenido el país, por cada estado, del cuarto trimestre de 2013 al tercer trimestre de 2018.

 

Ahí, la entidad quintanarroense registró una tasa de crecimiento anual en promedio de 5 por ciento, apenas superada por Baja California Sur (7.9 por ciento), Aguascalientes (6 por ciento), y está emparejado con Querétaro. Guanajuato (4.5 por ciento) completa los primeros cinco estados a nivel nacional.

 

En el sureste, quien más se acerca al crecimiento que tuvo Quintana Roo es Yucatán, con una tasa de 3.6 por ciento; mientras que Chiapas (0.1 por ciento), Tabasco (-2.5 por ciento) y Campeche (-5.8 por ciento) son los tres peores en todo el país.

 

Después, en el desgloce de cada indicador, hay números positivos y negativos para Quintana Roo. Por ejemplo, al tercer trimestre del año pasado, el crecimiento económico se ubicó en una tasa de 3.4 por ciento, cuando la meta estaba marcada en 4.5 por ciento.

 

Cifras rojas aparecen en productividad, que bajó de 163 pesos por hora trabajada, a 160 pesos, entre el tercer trimestre de 2017 y el tercero de 2018. En cuestión de trabajo informal, el estado registró un aumento de 44.9 por ciento a 45.8 por ciento, entre el cuarto trimestre de 2017 y el cuarto de 2018.

 

Eso sí, en generación de empleos formales tuvo un rendimiento positivo ya que de los 17 mil puestos de trabajo trazados como meta para 2018, cerró el año con 33 mil 516, para superar en poco más del doble la expectativa.

 

Otro indicador que mostró mejoría considerable fue el de porcentaje de población que no puede adquirir canasta alimentaria con su ingreso laboral, el cual se redujo de 29.2 por ciento a 27.1 por ciento al finalizar el año anterior.