Cuelgan en OPB la espada de Damocles

142

Uno de los primeros actos de Othoniel Segovia como nuevo alcalde presidente municipal de Othón P. Blanco, fue la recepción del mando de la fuerza policial del Ayuntamiento.

POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- La espada de Damocles fue colgada sobre los trabajadores de primer nivel del Ayuntamiento capitalino. El recién nombrado presidente municipal de Othón P. Blanco, Othoniel Segovia Martínez, advirtió que los funcionarios que no cumplan cabalmente con sus funciones podrían ser removidos de sus cargos.

 

Si bien aseguró que no hay intención en prescindir de ninguna persona, añadió que el personal de primer nivel del Ayuntamiento capitalino deberá demostrar su eficacia con resultados, para lo cual se realizará un análisis para determinar a quienes no cumplen con las exigencias del puesto que desempeñan y realizar “los ajustes necesarios”.

 

Segovia Martínez dijo que en estos días analizará el estado en que recibe la Administración municipal para determinar su plan de trabajo, aunque adelantó que se concentrará en resolver los mayores problemas que afectan a la población del municipio, sobre todo respecto a servicios básicos y seguridad pública.

 

Reconoció que será una labor complicada, para lo cual requerirá de un equipo de trabajo comprometido. Para ello, en una primera etapa trabajará con los insumos y el personal con que cuenta actualmente el Ayuntamiento, sin mayores cambios por ahora.

 

Pero después de cierto tiempo, aseguró, el equipo de trabajo deberá dar resultados y de haber deficiencias en las labores realizará ajustes en su equipo de colaboradores.

 

“Por ahora no contemplamos ningún cambio, vamos a trabajar unidos y ya después analizaremos si hay que hacer ajustes, los cuales realizaremos porque tenemos que brindar resultados a la ciudadanía”, sentenció.

 

El edil prometió dar continuidad al trabajo de su antecesor y fortalecer las finanzas municipales para disminuir la deuda pública, que asciende a aproximadamente 460 millones de pesos; así como atender problemas como la recolección de basura en Chetumal, que se meses pasados fue causa de problemas de salud pública y contingencia ambiental.

 

Segovia Martínez es el tercer presidente municipal en Othón P. Blanco en menos de seis meses, tras la renuncia de Hernán Pastrana por motivos de salud que le obligaron, en primera instancia, a solicitar licencia temporal de dos meses, misma que venció ayer domingo.

 

Su lugar en el cargo fue ocupado de manera interina por José Luis Murrieta Bautista, yerno de Segovia Martínez, y cuya labor al frente del Ayuntamiento fue discreta.