Provoca Migración caos en aeropuerto

517

La falta de personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en el aeropuerto internacional de Cancún ya se convirtió en un problema grave.

 

POR: SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- La falta de personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en el aeropuerto internacional de Cancún ya se convirtió en un problema grave, mismo que afecta la imagen del destino hacia el extranjero.

 

Y es que cada vez hay menos agentes migratorios que atiendan en la llegada de turistas provenientes de otros países, que deben hacer filas de más de dos horas en promedio para sellar sus pasaportes y quede registrado su ingreso al país en esta entidad.

 

Con el paso del tiempo el tema ha generado voces que acusan la falta de solución. Ahora son las aerolíneas que reclaman por la mala atención que se les da en Migración a los turistas extranjeros, porque eso puede mermar en el flujo de pasajeros.

 

Pero antes también se quejó el gremio hotelero. “Lo de las largas filas es preocupante, porque los turistas vienen a disfrutar los destinos del Caribe mexicano y esto tiene un daño en la imagen”, había señalado ya Roberto Cintrón, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos.

 

Desde principios de año se empezó a dar esta problemática en la Terminal 3 del aeropuerto de Cancún, situación por la cual el Instituto Nacional de Migración dijo que enviaría 30 elementos más hacia finales de febrero para reforzar esa área; sin embargo, no hay mejora. De hecho, cada día empeora.

 

Por ejemplo, ayer en el transcurso de la mañana permanecieron cerrados la mayoría de los módulos de Migración, mientras los vuelos internacionales no paraban de aterrizar.

 

En la localidad existen 140 plazas para realizar estos trabajos en el aeropuerto de Cancún, pero de ellas únicamente alrededor del 30 por ciento están ocupadas. Entre que hace falta contratar y que han solicitado la renuncia de algunos trabajadores de la dependencia federal.

 

El envío de 30 agentes a esta demarcación no solucionó nada, puesto que la titular de la oficina, Aracely Fernández Santacruz, solicitó la renuncia de quienes ya trabajan aquí y reprobaron los exámenes de confianza. Así, el personal ha disminuido considerablemente, hasta quedar apenas unos 40 miembros.

 

Ya pasaron prácticamente dos meses y medio de este 2019 con este asunto que sigue atorado, pues como además desapareció la figura de delegado en la entidad, Fernández Santacruz no tiene todavía el poder jurídico para firmar documentación con el objetivo de agilizar contrataciones de nuevos elementos al estar como encargada de despacho.

 

El caos tomará mayores dimensiones porque se viene la época en que llegan miles de turistas extranjeros, sobre todo de Estados Unidos y Canadá, por la denominada temporada de “spring break”. Ahí los tiempos de espera para cruzar Migración serán eternos si las autoridades federales no resuelven pronto la situación.

 

En los últimos días de febrero, el INM lanzó una convocatoria para reclutar más personal, justo para Cancún, Guadalajara, Puerto Vallarta y Ciudad de México. La idea es que de ahí vengan 50 nuevos agentes, sin embargo, apenas ayer cerró el plazo para que se registraran los interesados, y el proceso en general culminará hasta el 15 de abril con la selección de las personas que hayan cumplido con todos los requisitos, y luego deberán tomar un periodo de capacitación para finalmente empezar con sus funciones en los módulos del aeropuerto prácticamente hasta mayo.