Alargan espera de Mario Villanueva

247

El ex gobernador de Quintana Roo está la espera de que le concedan la prisión domiciliaria por motivos de salud; el resolutivo depende de un Juzgado en Estado de México, el cual no tiene fecha para pronunciarse.

 

POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- El destino jurídico del ex gobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid, depende del resolutivo que emita el Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Toluca, porque al no haber ningún procedimiento legal hacia el ex mandatario, tampoco hay algún mecanismo de defensa, confirmó su hijo Carlos Mario Villanueva Tenorio.

 

De hecho, no existe siquiera fecha para que el órgano jurisdiccional se pronuncie al respecto. Villanueva Madrid ha permanecido más de 17 años privado de su libertad en 10 prisiones diferentes, tanto en Estados Unidos como en México.

 

El 16 de julio del año pasado, el abogado del ex gobernador solicitó la Libertad Anticipada ante el Juzgado de Ejecución de Penas en la Ciudad de México.

 

Esto porque el Código Penal de Procedimientos Penales establece en su Artículo 166 que todo imputado mayor de 70 años tiene derecho a purgar su pena en Prisión Domiciliaria, o en caso extremo, en un Centro Médico Geriátrico que cuente con condiciones dignas para su estancia.

 

Las condicionantes para otorgar esta prerrogativa son tener la mayoría de edad, padecer una enfermedad crónico-degenerativa y haber cumplido el 70 por ciento de la pena impuesta.

 

Villanueva Tenorio expuso que su padre es candidato al beneficio citado, toda vez que cumple con los requisitos establecidos, pero habrá que esperar el resolutivo del Juzgado citado en la capital del Estado de México.

 

“Estamos en espera… No tenemos nada que hacer para defendernos porque no hay nada en contra; el abogado hizo todo en su momento y sólo es cuestión de esperar el resolutivo del Juzgado con sede en Toluca”, dijo.

 

En tanto, Villanueva Madrid permanece internado en la Clínica Independencia de esta ciudad, a causa de complicaciones derivadas de un padecimiento cardiovascular, prostático y de vías respiratorias. Por ahora se encuentra estable, pero con accesos de crisis.

 

De obtener el beneficio, el ex gobernador de Quintana Roo viviría en su casa del Fraccionamiento Residencial Andara.