El placer de estar activos

9

Nada como iniciar una travesía pensada en revitalizar cuerpo y espíritu.

 

Por: Janett Nathal / Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, California 09-Mar-2019 .-Cuando la gente escucha el nombre de Los Ángeles, la mayoría piensa -irremediablemente- en el glamour de sitios como Hollywood, sede de productoras cinematográficas y hogar de varias celebridades. Sin embargo, pocos reparan en que, tanto esta ciudad como sus zonas aledañas, ofrecen un sinfín de posibilidades para que locales y visitantes puedan practicar el turismo wellness o de bienestar.

Nada como iniciar una travesía pensada en revitalizar cuerpo y espíritu, que realizando una actividad que ayude a centrarse en el aquí y el ahora. Esto es posible al ir a The DEN Meditation (360 S. La Brea Ave., LA). El ambiente, la guía de los expertos y las clases especializadas que se dan en este estudio ayudan a apaciguar la mente.

Si a una meditación profunda, el viajero desea sumar una actividad que ponga a prueba su equilibrio físico y mental, entonces debe considerar una visita a YOGAqua (13977 Palawan Way, Marina del Rey). Además de ejercitar cada músculo en una sesión de yoga vinsaya sobre paddle board, los participantes pueden apreciar bellas vistas.

Una vez sosegado el espíritu conviene pensar en realizar una caminata con lobos. Muy pocos saben acerca de esta actividad que tiene más de terapéutica que de recreativa. Para hacerla, es necesario reservar con antelación y dirigirse a Wolf Connection (29063 Aliso Canyon Road, Palmdale). En este centro, ubicado aproximadamente a una hora y media del centro de LA, las personas experimentan una terapia con lobos que han sido rescatados.

Es verdad que suena un poco escalofriante. De hecho, como suele suceder con muchas otras actividades, hay que firmar una responsiva. Sin embargo, la Wolf Therapy -en la que intervienen ejercicios de respiración y manejo de emociones-, puede convertirse en una grata experiencia de vida.

Otra alternativa para los amantes de las caminatas es realizar una por Griffith Park. Además de hacer hiking, quienes llegan a este famoso parque, también tienen la oportunidad de visitar el Observatorio Griffith y capturar panorámicas del Centro de LA y del celebérrimo letrero de Hollywood.

Nadie puede irse de esta zona californiana sin darse una vuelta por Venice Beach, famoso por su relajado ambiente, coloridos murales y boutiques alternativas. Indispensable es ver a los surfistas, a los skaters y rentar una bicicleta para dar un paseo que puede extenderse hasta Santa Mónica.