Apuntan Verdes contra Aguakan

173

El tratamiento inadecuado de aguas negras por parte de Aguakan es la causa de que los cenotes en Solidaridad presenten altos índices de contaminación, aseguró el diputado José Carlos Toledo Medina (PVEM).

 

POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Alrededor de una tercera parte de los cenotes que hay en Solidaridad están contaminados por la empresa concesionaria del servicio de agua potable Aguakan, señaló José Carlos Toledo Medina, diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

 

El tratamiento inadecuado de aguas negras por parte de Desarrollos Hidráulicos de Cancún S.A. de C.V. (Aguakan) es la causa de que alrededor de 150 cenotes en esa demarcación presenten altos índices de contaminación, aseguró.

 

Dijo que la Fracción Parlamentaria del PVEM tiene documentadas 60 irregularidades en la operación de Aguakan, cada una de las cuales puede derivar en denuncias penales.

 

El diputado afirmó que en Solidaridad hay aproximadamente 500 cenotes, de los cuales cerca del 30 por ciento presenta contaminación.

 

“Hemos visto que los cenotes despiden hedor y hay gran cantidad de peces muertos y que flotan en la superficie, es algo que va en aumento y tenemos que hacer algo”, denunció.

 

Toledo Medina afirmó que el grupo parlamentario verde ecologista ya elabora las denuncias correspondientes para ingresarlas ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

 

“Estimamos que al menos el 30 por ciento de los cenotes del municipio están contaminados por la inadecuada operación de Aguakan. (Ellos) vierten sus aguas contaminadas al manto freático y causan daños irreversibles. Vamos a denunciar y buscamos los consensos de nuestros compañeros del Congreso del Estado para avanzar en este tema”, dijo.

 

El legislador aseguró que han hecho exhortos a la empresa, misma que no ha corregido las irregularidades detectadas, por lo que “no queda otra alternativa que proceder ante las autoridades correspondientes”, sentenció.

 

Dijo que de ser necesario se promoverá la cancelación de la concesión a la empresa, puesto que además de dar un servicio de mala calidad a la ciudadanía, atenta contra el ambiente y el equilibrio ecológico.