Falta cultura resiliente

184
dav

Conacyt apoyó a docentes y alumnos de la UQRoo para esta investigación.

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- En Quintana Roo la población no está preparada para ser resiliente y actuar ante desastres naturales tipo huracanes, por ello es necesario crear conciencia e invertir en recursos permanentes para evitar daños materiales y pérdidas humanas.

 

A esa conclusión llegó una investigación que realizaron docentes y alumnos de la Universidad de Quintana Roo, y que concluyó con la publicación del libro “Etnografía y resiliencia en ciudades costeras del Caribe Mexicano”.

 

Dicho trabajo contó con el apoyo económico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que aportó un millón 600 mil pesos. El trabajo se concentró en el estudio y evaluación de Chetumal, Playa del Carmen y Tulum.

 

“Detectamos infinidad de situaciones, inconsistencias, de falta de construcción de la resiliencia en la gente, no hay una historia en la gente, excepto en Chetumal, sobre los huracanes. Los viejos han transmitido a las nuevas generaciones qué es un huracán, desde ‘Janet’ del ‘55, pero curiosamente en Playa del Carmen y Tulum no, porque son poblaciones nuevas”, expuso David Velázquez Torres, catedrático e investigador de la UQRoo, y coordinador general del proyecto.

 

En un documento anexo aparecen los planes de acción para estos tres municipios, ahí señalan cuáles pueden ser las estrategias que cada lugar debe efectuar para crear la resiliencia y enfrentar los huracanes.

 

“Nosotros lo que hacemos es una propuesta de planes de acción para que la gente enfrente estos fenómenos, lo que hicimos fue estudiar el fenómeno desde una perspectiva sistemática, porque el huracán es un sistema, la sociedad es un sistema”, comentó el investigador.

 

Bonnie Campos Cámara, coordinadora técnica de la investigación, informó que se realizó una encuesta entre 500 personas y algunos de esos casos se retoman en el libro.

 

“La resiliencia surge como la capacidad que tenemos los humanos que habitamos esa zona vulnerable para vivir de una manera con cierta calidad de vida. La antropología aplicada a través del método etnográfico para esta investigación es ir con la gente, conocer sus historias de vida, cómo vivieron, cómo enfrentaron estos fenómenos”, destaca la investigadora.

 

Esta información se entregará a autoridades estatales y municipales para que tengan la visión y conocimiento sobre cómo actuar ante estos fenómenos.