Reconocen legado arqueoastronómico 

309

Primera película animada hecha en México para un domo digital de planetario, con una visión propia del conocimiento astronómico de los mayas y sus templos ceremoniales, estrellas y planetas.

 

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

COZUMEL, Q. ROO.- El legado arqueoastrónomico de los mayas ronda más de 250 planetarios del mundo mediante la película de una cancunense.

 

Es un material científico pero a la vez lúdico que retrata la cosmovisión precolombina del mayor grupo de población originario de la Península de Yucatán.

 

La película “Arqueoastronomía Maya: Observadores del universo” se estrenó en el Planetario de Cozumel Cha´an Ka´an, el 21 de marzo de 2017. Desde entonces, su difusión ha sido global: más de siete millones de espectadores, presente en 250 planetarios de 40 países y un guión científico traducido en 10 lenguas: español, ucraniano, checo, chino, japonés, inglés, portugués, francés, alemán e incluso en maya.

 

La directora Milagros Varguez Ramírez, “Mujer Quintanarroense Destacada 2019”, reconoce que el material de divulgación, le ha permitido, sin quererlo, ser embajadora de México. “Cuando viajo ya no lo hago como representante de la película sino como embajadora de mi cultura”, reconoce.

 

La película es la primera que se hizo en el país para domo digital de planetario y está completamente animada. Tuvo como objetivo crear una visión propia respecto al conocimiento astronómico de los mayas y sus templos ceremoniales, las estrellas y planetas. Sin embargo, “le dimos un toque de nuestra región quintanarroense”, señala.

 

El fulldome, como se le conoce por sus características 360º, fue resultado del programa de apoyo de divulgación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, en cuya elaboración tardaron ocho meses, lo cual “fue todo un reto”, reconoce la también comunicóloga. La inversión de fondos públicos fue de un millón 200 mil pesos.

 

El productor del proyecto fue Gabriel Berríos, la guionista Josefina Moyrón y el contenido académico estuvo a cargo del Doctor Jesús Galindo, además de seis animadores digitales que integraron un lenguaje inmersivo; es decir, describieron el contenido temático apoyado con eventos y el uso de las nuevas tecnologías de comunicación.

 

La distribución estuvo a cargo de la European Southern Observatory, reconocida por su impulso a la observación astronómica.

 

La película estuvo nominada a la mejor obra innovadora de los Premios Quirino de la Animación Iberoamericana España 2018, donde compitió con Blank Canvas, The Invisible Hours, The Many Pieces Of Mr. Coo y Microbian (España), además de Taylor (Brasil). A decir de su creadora, fue un logro compartir con el talento creativo de esa industria.

 

En los dos últimos años, la obra de divulgación científica también se ha compartido a 40 planetarios de México y en presentaciones en las ciudades de Beijing, China, y Santiago en Chile, además de estar presente en la reapertura del Planetario de Hamburgo en Alemania, uno de los más importantes del mundo.

 

Milagros Varguez comenta que tenía el interés, compromiso y responsabilidad de crear una visión propia respecto a los mayas pero con un toque de la región quintanarroense.

 

Recuerda que por su trabajo ha recibido mensajes de Rusia, “para contarme que los niños la veían”. Además, de colegas de otros planetarios que le comparten su satisfacción por la producción.

 

Compartió que la producción de esta pieza “salió de la voluntad de muchas personas pues el recurso no fue suficiente para hacer una película para domo”. No obstante, se impuso la buena voluntad de animadores y guionista, que cobraron menos de su tarifa habitual, y del asesor de contenidos doctor Jesús Galindo, que al igual que la producción y la dirección tampoco cobraron su participación.

 

Para la productora del material de divulgación científica, el recurso público fue bien utilizado pues ese tipo de materiales no se hacen con un millón 200 mil pesos. Además, resalta el reconocimiento cultural e internacional.

 

Varguez Ramírez recuerda que para lograr los recursos públicos tuvo que concursar contra 160 proyectos, de los que fueron seleccionados 50 y, después, 20. Una vez que fue seleccionado, encabezó el desarrollo entre abril y noviembre; es decir, en apenas ocho meses. “Trabajamos a marchas forzadas pero logramos hacerlo”, señala.

 

Quintana Roo cuenta con una red de cuatro planetarios, Cozumel, Playa del Carmen, Cancún y Chetumal. La entidad es de las que tiene más de estos espacios en todo el país.

 

La directora resalta que este tipo de materiales de divulgación tienen como propósito que las personas acudan a los planetarios, con el fin de fomentar el interés por la ciencia e impulsar el pensamiento crítico.

 

“La película es una invitación para que la gente venga y conozca todo lo que ofrecemos. Aquí tenemos espacios de información y promoción de la cultura científica”, asegura.