Alcanzará el CUEC ‘mayoría de edad’

288

Aunque el CUEC ofrece hoy la maestría y el doctorado en Cine Documental, lo hace como entidad participante, cobijada por la Facultad de Artes y Diseño, que emite la validación de estos estudios.

 

POR: YANIRETH ISRADE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, semillero de cineastas como Alfonso Cuarón, Jorge Fons, María Novaro y Jaime Humberto Hermosillo, promueve su transformación en Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC), estatus que le permitirá impartir otras licenciaturas y maestrías, por ejemplo en guión o videojuegos.

 

Sólo espera que el Consejo Universitario apruebe su conversión, una vez que validaron el proyecto diversas instancias de la UNAM, informa en entrevista María del Carmen de Lara, directora de la institución.

 

“Para muchos artistas no era importante más que la obra. Ahora sí es importante la validación de grado”, afirma la cineasta, segunda mujer que dirige el CUEC, 25 años después de Marcela Fernández Violante.

 

De Lara celebró el egreso de las generaciones 2014 y 2015, y de la denominada Primera Generación del Programa de Ingreso en Años Posteriores al Primero, donde cineastas acceden a título y cédula profesional tras la acreditación de su trabajo fílmico recepcional.

 

Son un total de 45 estudiantes los que recibieron el 28 de febrero pasado su diploma de término en la Sala Manuel González Casanova, ceremonia considerada histórica por De Lara, pues anteriormente los alumnos egresaban sólo con certificado, sin reconocimiento de grado, y no podían proseguir su formación profesional.

 

El CUEC, la entidad formativa de cine más antigua de América Latina, surgió como un Centro de Extensión Universitaria, al igual que el CUT (Centro Universitario de Teatro) y ha pugnado por su “mayoría de edad” -como supone convertirse en la ENAC- para que sus estudiantes no dependan, en aras de especializarse, solo del campo de trabajo, explica De Lara.

 

“Nuestra intención es que los alumnos crezcan en las distintas etapas, que tengan una formación básica sólida, como hemos tenido todos los que hemos pasado por el CUEC, y puedan profundizar más en el campo de su interés”, indica desde Ciudad Universitaria, sede desde 2013 del Centro, antes alojado en la calle de Adolfo Prieto, en la colonia Del Valle.

 

La Licenciatura en Cinematografía, cuya primera generación ingresó en 2015, requirió más de una década para afianzarse, mientras las gestiones para forjar la ENAC superan el lustro.

 

“Un proceso semejante promovieron otras escuelas de artes, como las nacionales de Música y de Artes Plásticas, ahora facultades”, ejemplifica la directora de En el país de no pasa nada.

 

Aunque el CUEC ofrece hoy la maestría y el doctorado en Cine Documental, lo hace como entidad participante, cobijada por la Facultad de Artes y Diseño, que emite la validación de estos estudios, explica.

 

Atribuye la demora para consolidar la ENAC, en parte, al terremoto del 19S, que implicó una revisión de las instalaciones y la participación de la comunidad en el registro documental del momento, como lo ha hecho en otros episodios históricos del País. Esto obligó, añade, reorganizar cursos y horarios.

 

Considera que el presupuesto del CUEC, ahora de 61 millones, no se modificará al convertirse en ENAC.