Estrena Erasmo canción

257

El ex integrante de “La Academia” sigue triunfando desde hace más de diez años.

 

 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

CANCÚN, Q. ROO.- ¿Recuerdan a ese joven ingenuo lleno de esperanza que triunfó como ganador en la Cuarta Generación de la serie televisiva de “La Academia” en 2005?

 

 

Desde aquel entonces, Erasmo Catarino ha estado presente  en el género ranchero y norteño.

 

Ese fin de semana estrenó un tema de su inspiración que han calificado como “muy intenso y muy real”, ideal para brindar por esa persona que nos ha hecho daño.

 

 

Y es que, aceptémoslo, muchos hemos llorado cuando alguien más “nos rompe” el corazón. Uno de los mejores ingredientes para lograr este ambiente es escuchar música a todo volumen junto con una buena dotación de pañuelos desechables.

 

El tema “Jugué a perder” cuenta un sobrio mariachi acompañado de elementos norteños, que logran una buena combinación para este tipo de canciones

 

El cantautor afirma que los recuerdos muy antiguos le sirvieron de inspiración para escribir la letra que pinta para cortarnos las venas con galletas de animalitos.

 

Por mucho tiempo, Erasmo Catarino ocultó su talento como compositor, pero desde sus últimas producciones ha dado rienda suelta a su creatividad e inspiración.

 

Oriundo de Xalpatláhuac, Guerrero y profesor en su tierra natal, Erasmo luchó hasta ver realizado su sueño de convertirse en cantante profesional, logrando un éxito rotundo gracias a los votos del público en una de las emisiones con más alto rating que ha registrado “La Academia” en su historia.

 

De hecho, su disco debut “Erasmo: El Conde de Xalpatláhuac”, rebasó las 100 mil copias vendidas. Es uno de los pocos ex alumnos de La Academia que ha ganado una Musa de los Premios Oye! y que ha permanecido en el gusto del público.

 

Algunos éxitos de este cantante que más han sonado en el mundo de la música, son “Ten dignidad”, “El cursi”, “Ojalá que te mueras”, “Existe quien te quiera”, además de éxitos ya consagrados a los largo de los años, como “Tristes Recuerdos”, “Tu ingratitud”, “La niña fresa”, “Eso y más”.