Cumple DIF a Villas Otoch

611

El Parque Villas Otoch Paraíso abarca una amplia zona arbolada propicia para actividades recreativas y deportivas.

 

 

POR: ALBERTO CHUC

CANCÚN, Q. ROO.- Considerado el lugar más violento e inseguro del municipio de Benito Juárez, por registrarse ahí el mayor número de faltas administrativas y delitos, el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso inaugurará en breve su parque público luego de la incansable demanda de los propios habitantes por implementar acciones que reduzcan el alto índice de violencia intrafamiliar.

 

El Parque Villas Otoch Paraíso abarca una amplia zona arbolada propicia para actividades recreativas y deportivas; cuenta con cancha de futbol de pasto sintético, de 459 metros cuadrados y está cercado; tiene un andador interior con longitud de 400 metros; áreas para yoga, lectura, juegos infantiles y movilidad accesible para personas con discapacidad.

 

Su inversión fue de 4 millones 300 mil pesos de un donativo gestionado por la presidenta del DIF Quintana Roo, Gabriela Rejón de Joaquín, quien se había comprometido a hacer realidad este proyecto como parte de su agenda temática estratégica de implementar acciones para la “disminución de la desigualdad”, elevando la calidad de vida de los habitantes de la zona.

 

El fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, ubicado en la región 259 al norponiente del municipio, es considerado como el más inseguro y violento, ya que al día se reportan entre 70 y 90 faltas administrativas y delitos; los más comunes son escándalos públicos por personas en estado de ebriedad y los robos a transeúntes, comercios y casas habitación, de acuerdo al último diagnóstico de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

 

“El Parque es una respuesta a la solicitud recibida por parte de los habitantes del fraccionamiento Villas Otoch Paraíso y zonas aledañas, realizamos este proyecto con la finalidad de habilitar un espacio con las condiciones adecuadas para realizar actividades deportivas y recreativas, que permitan brindar solución a una de las necesidades sociales de los habitantes de la zona y que van encaminadas a mejorar su calidad de vida”, adelantó la presidenta del DIF.

 

Este tipo de acciones, dijo, contribuyen a fortalecer la unión familiar a través de espacios de convivencia que le permiten a los habitantes ir reconstruyendo las relaciones de respeto y compatibilidad de objetivos para educar a sus hijos con valores y principios distintos a los de la violencia.