Inconsistencias en 1 de 3 pesos del presupuesto

196

Confirman contablemente la rapiña del gobierno de Borge.

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- La falta de transparencia en el gasto de recursos públicos y la proliferación de secretarías “todopoderosas” que no rindieron cuentas, generó casi 800 observaciones de la Auditoría Superior de la Federación al gobierno borgista, con inconsistencias en uno de cada tres pesos que se ejercieron del presupuesto en dicha administración, señaló Rafael del Pozo.

 

El contralor de Quintana Roo dijo que con Roberto Borge al frente, el gobierno anterior cayó en un abandono institucional, generó vacíos legales y promovió autoritarismos al estar supeditada a las órdenes del “jefe” que decidió la política pública, la cual generó inconsistencias en la comprobación de 6 mil 700 millones de pesos.

 

La Contraloría tuvo un papel prácticamente “de chocolate” en la gestión del priista, expuso Del Pozo, pues tenía contratados despachos que entendían el tema, pero en realidad nunca lo atendieron.

 

Las cerca de 800 observaciones emitidas evidenciaron un mal ejercicio de la función pública en Quintana Roo, entre 2012 y 2016, además que tampoco hubo acciones de conciliación ni esquemas claros de responsabilidad durante la pasada administración.

 

Para subsanar la herencia borgista se procedió a que los ex servidores públicos asumieran su responsabilidad en reintegrar recursos para no duplicar el pago de cuentas.

 

En entrevista con Luces del Siglo, el funcionario resaltó que la administración de Carlos Joaquín González redujo el monto de las comprobaciones pendientes a 317 millones de pesos, lo que representa únicamente cuatro de cada 100 pesos ejercidos en 2017.

 

El avance en materia de fiscalización de los recursos se reflejó en la Auditoría de la Cuenta Pública 2017, en la que se reportó “una reducción increíble en el número de observaciones”.

 

“En el primer año de ejercicio fuimos observados, sin que sea motivo de responsabilidad, en poco más de 300 millones de pesos, de los cuales 290 corresponden a participaciones”, indicó.

 

Las dependencias que están en proceso de comprobación son la Secretaría de Finanzas y Planeación, al ser la gran ejecutora del gasto; la Secretaría de Salud, por el manejo de recursos federales, y la Secretaría de Educación, por la aplicación que hace del presupuesto en materia de infraestructura, principalmente.

 

De 338 millones de pesos que mantienen observados de 2016 y 2017, se cuenta con información suficiente para acreditar el gasto de 333 millones de pesos, por lo que trabajan en comprobar las observaciones en 5 millones de pesos.

 

Del Pozo resaltó que bajo estos esquemas de gobierno abierto, Quintana Roo se ubica en tercer lugar nacional ya que cuenta con mejores indicadores en materia de transparencia, apenas por debajo de la Federación y Ciudad de México.

 

En comparación con la administración estatal anterior se avanzaron 15 escaños en transparencia. “Nos ha ayudado muchísimo el trabajo de los quintanarroenses, pues no sería posible sin su participación generosa y decidida”.