Tendrán Reglamento de Ecología en Tulum

438

El municipio de Tulum tendrá una normatividad propia para regular, proteger y salvaguardar el medio ambiente y los recursos naturales.

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

TULUM, Q. ROO.- Luego de 11 años de carecer de un Reglamento de Ecología propio, el municipio de Tulum se alista para aprobar en Cabildo un nuevo ordenamiento que regirá en materia ambiental.

 

La legislación contempla el establecimiento de una estrategia para mitigar el cambio climático, emisión de gases y efecto invernadero, la obligatoriedad de garantizar áreas permeables al subsuelo en construcciones nuevas, la protección de ecosistemas y conservación de cenotes, cuevas y cavernas, además de declaratorias de áreas naturales protegidas de jardines públicos y parques recreativos.

 

El crecimiento de asentamientos humanos se contempla única y exclusivamente en zonas aptas para los desarrollos inmobiliarios, pero al mismo tiempo se fomentará la construcción de ciclopistas y el uso de la bicicleta.

 

En el documento se establece que será obligación de las personas el limpiar calles, banquetas, plazas, sitios públicos y jardines, al mismo tiempo de dar un trato digno y respetuoso a la fauna silvestre.

 

Con el propósito de restituir la vegetación se consigna que habrá de utilizarse únicamente flora endémica, mientras que para la rehabilitación de cuerpos de agua contaminados se impondrá la responsabilidad solidaria entre dueños.

 

Se reglamentará la prohibición de utilizar popotes y bolsas de plástico no biodegradables para el acarreo de productos en comercios y, de acuerdo al tamaño del establecimiento comercial, el  incumplimiento generará las multas más cuantiosas que se impondrán en materia de protección ecológica, de hasta 50 mil Unidades de Medida y Actualización, que oscilarían hasta en cuatro millones de pesos.

 

Para abandonar el uso de bolsas fabricadas con polímeros cuyo proceso de degradación natural comienza después de un siglo, se establece un periodo de adaptación entre las personas de seis meses que iniciará a partir de la publicación del ordenamiento en el Periódico Oficial del Estado.

 

El “Reglamento de Ecología, Mitigación y Adaptación al Cambio Climático de Tulum” integra un catálogo de disposiciones en seis títulos y 236 artículos, en los cuales se incluye la política ambiental municipal, el derecho humano a un medio ambiente sano y las medidas que habrán de adoptarse para mitigación del cambio climático.

 

En materia de limpieza de los espacios públicos, se dicta que los peatones o quienes conduzcan cualquier vehículo y que arrojen basura a la vía pública o las áreas verdes serán objeto de sanciones económicas. En paralelo, habrá programas de educación ambiental.

 

Desde la creación de este destino arqueológico y de playa con su desprendimiento de Playa del Carmen, el 13 de marzo de 2008, que lo convirtió en el noveno municipio de la entidad por el voto unánime del Congreso del estado, las autoridades locales utilizaron el “Reglamento de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental de Solidaridad”, cuya versión que se mantiene vigente corresponde a la publicación que se dio el 26 de septiembre de 2008.

 

Entre otras acciones relevantes, se plantea el programa Municipal de Ordenamiento Territorial, Ecológico y de Desarrollo Urbano Sustentable y la creación de una Comisión de Ecología para promover la preservación, restauración del equilibrio ecológico, protección al ambiente y el establecimiento de tareas de gestión ambiental.

 

Habrá también un Sistema Municipal de Información Ambiental y Cambio Climático, la cual creará bases de datos estadísticas, cartografía y documentales de los recursos naturales, que se actualizará cada dos años.

 

Con el establecimiento de un Fondo Municipal para la Protección Ambiental, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático se trabajará para revertir la deforestación y degradación que permita conservar y restaurar suelos y vegetación nativa.

 

La administración que preside el alcalde Víctor Mas Tah se dio a la tarea de elaborar su propio ordenamiento, el cual fue sometido a consulta y aprobado por  organizaciones de la sociedad civil, el cual deberá ser sometido al voto de los integrantes del Cabildo Municipal.