Es la inclusión el eje de la cultura: Frausto

205

La titular de la Secretaría de Cultura participó en la reunión mensual del International Women’s Forum, realizada en la Universidad del Claustro de Sor Juana.

 

POR: STAFF/LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DE MÉXICO.- La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, aseguró que en la política cultural del Gobierno de México la inclusión es uno de los ejes fundamentales, ya que en esta materia aún se tienen enormes deudas.

 

Al participar en la reunión mensual del International Women’s Forum, realizada en la Universidad del Claustro de Sor Juana, recordó que la cultura está reconocida como un derecho humano en nuestra Constitución pero que no se ha logrado su cabal cumplimiento y ahora nos toca hacer que la cultura no sea un privilegio.

 

Destacó que se trabajará por una política cultural 100 por ciento incluyente, toda vez que en este ámbito se tienen enormes deudas tanto en el tema de género como para las personas con discapacidad. No solo se trata de poner rampas, sino que se necesita una política de inclusión integral para que, por ejemplo, los niños autistas puedan ir y disfrutar del teatro.

 

Una política incluyente también debe reconocer la diversidad cultural y las 68 lenguas indígenas que existen en el país, de las cuales 31 están en peligro de extinción, por lo que se implementó el programa Ni un hablante menos, porque no hay lengua sin pueblos.

 

Frausto Guerrero comentó que ni siquiera existen traductores de todas las lenguas y que se buscará que las diversas secretarías contraten personas que hablen alguna de las 68 lenguas maternas, para comenzar a reconocer la diversidad en lo cotidiano.

 

Por otro lado, advirtió que ante la situación social del país y la normalización de la violencia en algunas zonas, la cultura no puede estar en un “palco” observando esa realidad, ya que el poder transformador del arte debe convertirse en costumbre.

 

En este sentido, la secretaria de Cultura destacó la puesta en marcha del programa Cultura Comunitaria que por primera vez se trata de una acción directa en territorio, a partir de la fuerza y diversidad cultural.

 

Sin abandonar las grandes producciones, dijo, este programa llegará a 720 municipios con diversas acciones para convertir al público en actores culturales y hacer territorios de esperanza y paz.

 

Se trata de una política de redistribución de la riqueza cultural que actualmente se centraliza en las capitales del país, a partir del aprovechamiento de la infraestructura cultural en los municipios.

 

Ante un nutrido grupo de mujeres, entre ellas Carmen López-Portillo, Rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, y Sara Topelson, Presidenta del IWF, indicó que la infraestructura cultural más grande son las casi 8 mil bibliotecas que existen en todo México y que son el primer contacto de los niños con la cultura.

 

En el ámbito internacional, Frausto Guerrero señaló que por primera vez se atenderá a los mexicanos que viven del otro lado de la frontera, que no solo son audiencias sino generadores importantes de cultura, a través de la creación del Consejo de Diplomacia Cultural.