NIDO DE VÍBORAS

443

 

 

 

POR: ALBERTO CHUC

¿REGRESÓ UBER a Cancún? Sí, pero no. Porque todo el alboroto mediático alrededor del hashtag UberVuelveACancún es, hasta el momento, sólo eso, un alboroto.

 

CLARO QUE una cosa es anunciar un regreso y otra concretarlo, puesto que mientras no veamos unidades de Uber circulando y dando el servicio (Uber Eats no cuenta), todo lo que se diga será sólo parte de una muy bien orquestada campaña de relaciones públicas de parte de la compañía, ya que ha logrado mantener el tema muy presente entre sus potenciales usuarios, que vaya que son bastantes.

 

Y A todo esto, ¿qué opinan los líderes taxistas?, ¿volverán a repetir su estrategia de intimidación hacia cualquier tipo de competencia e imposición de su servicio a la clientela les guste o no? Porque a varios meses de que Uber dejó de circular en Cancún, abordar un taxi en esta ciudad sigue siendo un malestar necesario para quienes requieren trasladarse y no tienen de otra.

 

EL TEMA luce interesante, sobre todo porque si Uber regresa, atrasito vendrían la china Didi y hasta los scooters eléctricos que ya circulan en la Ciudad de México.

***

EN TANTO, el regreso que ya está más que confirmado es el del sargazo, que se acumula por montones a lo largo de (no todas) las playas del norte del estado. Al respecto, hoteleros y alguna que otra autoridad ya trabajan para contener la marea parda, para lo cual se requiere de harto dinero.

 

PARA ELLO, una de las medidas favoritas de cualquier gobierno es aumentar o crear nuevos impuestos y así juntar una lanita que sirva para atender la contingencia. En el caso de Cancún, la idea grandota se llama Derecho de Saneamiento Ambiental, mejor conocida como ecotasa y que consiste en que cada hotel aporte 25 varitos por habitación ocupada.

 

LO RECAUDADO, se supone, se utilizará para labores de limpieza del medio ambiente, desde las playas hasta el manglar, y así no andar desviando marmaja de las arcas municipales, que ya de por sí andan bastante estresadas.

 

AHORA BIEN, ¿quién va a manejar los dineritos? Allí está la sombra de la desconfianza, misma que la autoridad que encabeza Mara Lezama espera disolver con un fideicomiso que se haría cargo del biyuyo, pero ¿quién va a manejar al fideicomiso?, ¿de quién serán las manos santas que dispongan del billete que se junte?, ¿qué criterio se usará para decidir? Esperemos tengan respuestas.

 

***

FINALMENTE EL PRI tuvo que acatar la orden del Ieqroo e hizo cambios en sus propuestas de candidatos a diputados para cumplir con el requisito de paridad de género que le pedían.

 

AUNQUE EN realidad, el mentado cambio apenas fue uno y más que cambio fue un simple cambalache: el candidato del Distrito II (Marycruz Vargas) pasó al III y el del III (Francisco Amaro) pasó al II, un simple intercambio de posiciones.

 

¿EN SERIO eso era todo?, ¿para eso armaron tanto borlote?