Arrasan en el país con capital natural

59

 

 

POR: EVLYN CERVANTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- México arrasa de manera alarmante con los ecosistemas a tal grado que sólo 12 estados de la República tienen un capital natural sustentable es decir, ecorregiones que no han sido impactadas por proyectos de desarrollo ni actividades productivas como la agricultura y la ganadería, advierte un análisis de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

 

Ni siquiera la declaración de 182 Áreas Naturales Protegidas federales (ANP) ha servido para proteger a los ecosistemas de la transformación humana, ya que sólo el 16 por ciento conserva capital natural que puede considerarse como legado ecológico evolutivo.

 

Por ejemplo, a pesar de que Veracruz se caracteriza por tener alta proporción de recursos naturales, su capital natural sustentable es menor al de la Ciudad de México.

 

Pese a que la degradación ecológica le cuesta al país 144 mil millones de pesos al año, el documento evidencia que el gobierno federal no está interesado en destinar recursos a la restauración de los ecosistemas, pues a partir de 2012, la inversión en este rubro prácticamente fue nula mientras que entre 2006 y 2011 se destinaron entre 50 y 100 millones de pesos.

 

El análisis sobre la cantidad y calidad del capital natural que tiene México fue realizado por Franz Mora, coordinador del Sistema de Soporte de Decisiones sobre Impactos a la Biodiversidad de la Conabio, quien también evaluó la condición de sustentabilidad de los ecosistemas en relación al índice de desarrollo humano que establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Los datos revelan que en 448 municipios, a pesar de no contar con ecosistemas sustentables, existe un alto índice de desarrollo humano principalmente porque están ubicados en grandes ciudades; además, los habitantes tienen acceso a un mejor salario pero el costo que pagan por los productos es mayor ya que generalmente provienen de otros lugares.

 

Otros 347 municipios han agotado su capital natural y su nivel de bienestar es muy bajo. Sobresalen localidades de Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Guerrero y Michoacán, entre otros.

 

En tanto, sólo 98 municipios gozan de un capital natural sustentable y tienen un alto índice de bienestar, entre ellos se encuentran Isla Mujeres, Quintana Roo; San Pedro Ocotepec, Oaxaca; y Bavispe y Bacerac, de Sonora.

 

El capital natural se determina al medir cuántos ecosistemas quedan y qué calidad tienen. En general, el 78 por ciento de la población vive en regiones cuyo capital natural está en riesgo o ya no es sustentable porque fue impactado por actividades humanas.

 

“Vivimos una crisis de sustentabilidad (…) le seguimos apostando al desarrollo a costa de los recursos naturales. Seguimos pensando en hacer grandes obras de infraestructura para las cuales necesitamos seguir degradando. Por ejemplo, el Tren Maya, suena a que es otro intento de lo mismo”, señala el especialista.

 

Como respuesta a los cambios drásticos ocasionados por el severo deterioro ambiental, sugiere establecer una política nacional que frene la degradación y acelere la restauración del valor ecológico y económico de los ecosistemas.

 

La Conabio, enfatiza, cuenta con información para ejecutar esta política nacional pero es necesario que Gobierno y legisladores la implementen.