Continúa pleito entre ejidatarios

61

La Asamblea del Ejido Calderitas se suspendió ayer por cuarta vez, tras el conato de bronca entre grupos que se disputan el control del patrimonio comunal.

 

 POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- El cuento de nunca acabar. La Asamblea del Ejido Calderitas se suspendió ayer por cuarta vez, tras el conato de bronca entre grupos que se disputan el control del patrimonio comunal.

 

Uno de ellos, al que se le impidió ingresar al lugar de la reunión y bajo el que pesa la amenaza de expulsión, hizo una asamblea improvisada afuera del lugar, mientras al interior permanecía el presidente del Comisariado Ejidal de Calderitas, Álvaro Alonso Angulo.

 

El ejidatario Eliezer Esau Medina Montejo denunció que el orden del día de la asamblea proyectada por Alonso Angulo tenía irregularidades, pues para empezar fue convocada en un salón de fiestas particular en el Bulevar Bahía de Chetumal y en ella se pretendía someter a consideración de la Asamblea la expulsión de 32 ejidatarios que han denunciado irregularidades del presidente del Comisariado Ejidal.

 

“Entre ellos están ejidatarios fundadores de Calderitas, que han tenido el valor de denunciar las robos y fraudes al ejido, para eso (Alonso Angulo) pretendía armar una Asamblea a modo con participantes seleccionados y afines”, acusó.

 

De acuerdo con el denunciante, tras certificar los terrenos de la colonia Mártires Antorchistas, Alonso Angulo quiso enajenar de manera ilegal y a espaldas de los ejidatarios 20 hectáreas a nombre de Rubén Ortiz Luis, quien sería su cómplice.

 

Asimismo, lo acusó de fraude al haber enlistado a 100 ejidatarios en el Programa de Empleo Temporal (PET) ofrecido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sin notificar a los beneficiados.

 

“Obtuvo un millón 700 mil pesos por el PET. Incorporó a 100 ejidatarios de la tercera edad y nunca les dijo nada, pues él (Alonso Angulo) cobró el dinero y una vez más, nunca informó”, denunció.

 

En torno al camino saca-cosechas Punta Lagarto-La Bocana, Medina Montejo expuso que su construcción fue cancelada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) con el aval de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe) porque en el sitio no hay sembradíos ni producción.

 

“(Alonso Angulo) Engañó a las autoridades, pero al descubrirlo se canceló (el camino) y la desesperación del presidente del Comisariado Ejidal de Calderitas es por no perder los cuatro millones 200 mil pesos solicitados, que desea apropiarse; pero con drones se corroboró que no existe producción”, aseveró.

 

Los inconformes acordaron emprender acciones legales, empezando por dar vista al Tribunal Unitario Agrario (TUA) Número 44.

 

En tanto, el presidente del Comisariado Ejidal de Calderitas no salió del local improvisado para la reunión.