Buscan dar protección a bienes de pignorantes

89

Las iniciativas buscarán dar solución al ostracismo existente en la apertura, operación y funcionalidad en las casas de empeño de Quintana Roo.

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Ante los repuntes delictivos presentados en la entidad y la queja de la ciudadanía por encontrar sus pertenencias exhibidas en casas de empeño, se buscará reformar la ley de apertura y cierre de las mismas para tener una mayor certeza de su operación.

 

Los diputados José Luis González Mendoza y Alberto Vado Morales presentaron iniciativas que buscarán dar solución al ostracismo existente en la apertura, operación y funcionalidad en las casas de empeño de Quintana Roo.

 

La iniciativa de decreto creada por González Mendoza propone abrogar la reglamentación vigente y crear una nueva, la cual no sólo se enfocará en su emplazamiento, sino que también buscará establecer mecanismos para garantizar la protección de los bienes de los pignorantes.

 

En la iniciativa, se establece el uso de libros auxiliares físicos o digitales por parte de las casas de empeño con el objetivo de dar fe de todas las operaciones realizadas, los cuales incluirán información del producto avaluado, el monto otorgado, orden correlativo, fecha y folio del contrato firmado, un comprobante que acredite la propiedad de la prenda y datos de identificación del pignorante.

 

Al respecto, se añadió un nuevo capítulo con obligaciones de los permisionarios, en el que figura la elaboración de un reporte mensual para la Fiscalía General del Estado con todos los datos de las operaciones realizadas, los cuales también incluyen información de los clientes y la solicitud de factura en caso de que la prenda exceda un valor de tres mil pesos, todo con el objetivo de asegurar la legalidad del acto.

 

Por su parte, la propuesta del diputado Vado Morales busca reformar la ley vigente para establecer las bases de operación de las casas de empeño en el estado al plantear la determinación de un ordenamiento jurídico que garantice a los usuarios un trato legal y justo respecto de sus propiedades.

 

A diferencia de la otra propuesta, se buscará tener mayor transparencia en cuestión de costos y obligaciones adquiridas al momento de empeñar cualquier bien y así proteger los derechos del pignorante para evitar pérdidas por incumplimiento e incluso cobros excesivos.