Separan a los procesados y sentenciados en cárceles

84

El gobierno del estado encabeza una reingeniería carcelaria para generar una estancia más segura para los presos de Quintana Roo.

 

 

POR: OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La subsecretaría de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del estado realiza la reubicación y reclasificación de presos según su perfil criminológico y situación judicial, informó su titular Lucio Hernández Gutiérrez.

 

Señaló como parte de la reingeniería que se lleva a cabo en las cárceles del estado, los reos que se encuentran bajo proceso son separados de los sentenciados, con el fin de neutralizar los liderazgos negativos.

 

Dijo que se divide a los internos de acuerdo a su perfil criminológico, con el propósito de detectar también a los que deban ser vigilados por su peligrosidad.

 

El funcionario destacó que este tipo de acciones carcelarias jamás se habían efectuado en Quintana Roo pero permitirán mejorar las condiciones de la población penitenciaria que enfrenta un proceso judicial o purga una sentencia.

 

Hernández Gutiérrez reconoció que el modelo penitenciario que se impulsa cambiará la situación que ha prevalecido al interior de los centros de reclusión, en los que convivían, sin estar separados, los reos procesados y sentenciados.

 

La Ley Nacional de Ejecución Penal entró en vigor en 2016 con el fin de mejorar las condiciones de vida, garantizar el respeto de los derechos humanos y la dignificación de las personas privadas de la libertad, mientras que la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes atiende a los jóvenes que enfrentan un proceso judicial por cometer un delito.

 

El subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del estado adelantó que se promoverá la industria penitenciaria para que la población presa elabore artículos, como bolsas o pinturas, y aprenda oficios diversos, como cocina o carpintería.

 

La finalidad, explicó, es que los presos generen sus propios ingresos y tengan una actividad que les permita mantenerse económicamente cuando recuperen la libertad.

 

Con las acciones anteriores, señaló, se contribuirá también a despresurizar el Centro de readaptación Social de Cancún, con el fin de abatir la sobrepoblación y el hacinamiento que afecta a los internos.

 

Al mismo tiempo, se podrá recuperar la dignificación de la vida en reclusión mediante el fomento al orden y la disciplina, lo que permitirá además, acreditar las evaluaciones de la comisión de derechos humanos nacional y estatal.