Comprimirán gasto público

56

Los objetivos de reducción del gasto se dan en un contexto de menor dinamismo económico, por lo que resultan contradictorios a la necesidad de aumentar el gasto para impulsar la economía, analizó Sunny Villa.

REFORMA / STAFF

La austeridad del Gobierno llevará al gasto público hasta un nivel que no se observa desde hace 15 años, lo que implicará mayores recortes, al menos, para la primera mitad del sexenio.

El gasto programable — recursos para proveer bienes y servicios a la población, programas sociales y operación de Gobierno— será de 4 billones 40 millones de pesos en 2020, 15.4 por ciento del PIB, según las metas establecidas en los Pre-Criterios de Política Económica.

Con eso el gasto se reducirá hasta el nivel similar al de 2005, cuando fue 15.3 por ciento del PIB. Regresar a estos niveles requiere de un gran ajuste en la forma de operar de la Administración Pública, luego de que en el sexenio pasado, el gasto programable promedió 19.5 puntos del PIB.

Los objetivos de reducción del gasto se dan en un contexto de menor dinamismo económico, por lo que resultan contradictorios a la necesidad de aumentar el gasto para impulsar la economía, analizó Sunny Villa, investigadora del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). “Cuando una economía se está contrayendo, como lo vemos ahora, con expectativas de menor crecimiento, se prevería que el gobierno incrementara su gasto para poder potencializar su crecimiento”, explicó.

La decisión de recorte al gasto, según dijo la investigadora, tiene como objetivo mantener la confianza del sector financiero al cumplir con la promesa de superávit fiscal, a pesar de los efectos negativos para la población.

“Aquí lo que vemos es que la prioridad es mantener los compromisos que ya se tienen, es decir, que los mercados financieros estén tranquilos. Creo que los mismos mercados respondieron bien porque a fin de cuentas se les va a pagar lo que se debe, pero sin duda hay un contrapeso de que esto acabaría afectando a la población mexicana”, indicó.

Aunque los recortes podrían ser vistos como positivos por el mercado, analistas de Citibanamex explicaron en un reporte que se hace evidente el riesgo de una menor actividad económica y de una disputa fiscal entre el gasto público tradicional y las prioridades del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El tamaño del recorte al gasto es equivalente a la mitad de los programas prioritarios de AMLO”, indica el reporte respecto al recorte de 2019.

Pese a esto, el documento publicado por Hacienda señala que se mantendrán en 2020 entre los programas prioritarios con más recursos el de Pensión para el Bienestar de Adultos Mayores con 113 mil 569 millones de pesos, el Seguro Popular con 73 mil 526 millones de pesos y el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro con 41 mil 298 millones de pesos.

Ante la disminución de gasto, Villa advirtió que se espera una reducción en la provisión de bienes y servicios públicos y los proyectos no prioritarios pero se mantendrán los programas que son emblema de la Administración como el de adultos mayores.